Numerosos vecinos manifestaron su disconformidad por ruidos molestos a altas horas de la madrugadas de los días viernes y sábado en pleno centro de la ciudad. Los argumentos giraron en torno al alto volumen de la música y no contra el boliche y el divertimento de los jóvenes.

Según informaron los geriátricos del macrocentro los abuelos estuvieron deambulando por las habitaciones durante varias horas por no lograr conciliar el sueño, así como también numerosos vecinos del micro y macrocentro.

Cabe destacar que algunos vecinos de zonas alejadas también realizaron sus descargos lo que grafica la magnitud del sonido. En este orden, los vecinos hicieron extensivos sus reclamos a las motocicletas que circulan a altas velocidades por las calles de nuestra ciuadad. Los vecinos solicitan al estado municipal los controles necesarios en este tipo de casos.

Deje un comentario