La Directora de la escuela Julián Carballo, Ma. Eugenia Probst explicó las utilidades de las netbooks recientemente adquiridas.

Días atrás llegaron netbook y materiales tecnológicos a la escuela especial Julián Carballo, en tal sentido dialogamos con su directora para que no brindara detalles de la nueva adquisición.

La directora María Eugenia nos comentó sobre las nuevas adquisiciones del plan conectar igualdad aclarando que “Para el programa de las escuelas especiales ha venido un equipamiento específico en función de las problemáticas de los alumnos y dentro de este equipamiento existen mouse con un botón grande, teclados específicos, un brazo articulado que se puede poner como soporte en una cama, en una silla de rueda o en una mesa, sobre ese brazo se colocan los pulsadores que vienen de varios tamaños, para que el niño que tiene una discapacidad motriz pueda accionar ese pulsador con cualquier parte de su cuerpo como dedos del pie, frente, nariz”.

Asimismo agregó “Es decir un material muy específico e inaccesible por los costos económicos, ya que en algunos casos son artículos importados de difícil acceso”. Por otra parte nos recordó que “Es un programa de la Nación, de conectar igualdad uno a uno, una por alumno y otro por docente, es decir que acá los chicos y los docentes tienen una netbook para cada uno. Llegaron 111 netbooks”.

La capacitación es constante

Sobre los nuevos elementos y la capacitación la directora señaló “A los demás artículos los estamos explorando, el nuevo teclado es una cosa fácil, pero el brazo articulado los hemos visto por internet y los cursos que uno hace para informarse, pero tocarlos y verlos es la primera experiencia que uno tiene. Pero ya lo armamos y le pusimos un pulsador arriba y la conectamos a la netbook. Por lo tanto son todos recursos que los docentes nos tenemos que capacitar”.

La capacitación de los docentes es constante debido a que existe avances tecnológicos todo el tiempo “bajamos un software que es para chicos con discapacidad motriz o parálisis cerebral que le afecta todo los miembros y este software se maneja con la cara, se activa el click con un giño del ojo o un abrir y cerrar de la boca, y el puntero del mouse lo direccionas con la nariz, lo que es fantástico pudiéndose bajar el software en la netbook del niño que tiene este tipo de problemas”.

Los contactos pasan a ser más personalizados porque deben explorar juntos todo esto “todo esto implica una restructuración, nosotros sabemos que la netbook es un recurso más y no es el único, pero en algunos alumnos les cambia sustancialmente la vida y el acceso a la lectoescritura cuando desde lo motriz está muy limitado…vamos a poder trabajar desde la heterogeneidad cada uno a su ritmo con su programa, cada eso son adecuaciones institucionales que llevan tiempo y de hecho las netbook no han venido cargadas con ningún programa accesible para los chicos hoy por hoy”.

Asimismo destacó la necesidad de un escritorio en la pantalla de las netbook ya que se necesita uno específico, en tal sentido agregó “Bajar el escritorio de educación especial es difícil porque es muy grande el archivo y no lo han cargado justamente por eso, además ahí están conectados todos los programas para conectarse a internet, en este momento en la escuela no tenemos conexión a internet de red inalámbrica y necesitamos que venga el referente tecnológico a hacer todo este tipo de conexiones”.

Probst

Nuevo paradigma

“Hablamos de discapacidades, ya que se ha cambiado nuevamente el paradigma. Hubo toda una época donde se hablaba que todos teníamos capacidades y capacidades diferentes pero en realidad se ha vuelto a utilizar el concepto de discapacidad, como discapacidad visual, discapacidad auditiva, discapacidad motriz, discapacidad intelectual, porque habla específicamente de esta problemática y no mezclamos y confundimos la correlación”.

Finalmente manifestó “la alegría y la emoción muy grande para todos los que trabajamos, estamos todos sumando esfuerzos para poder entregárselas y que lo puedan utilizar los chicos lo antes posible”.

Deja una respuesta