pyme

Gill señaló que se apunta a garantizar la tasa de graduados necesarios en Informática e Ingenierías para nutrir el crecimiento sectorial proyectado por el Plan Estratégico Industrial 2020.

 La firma de un convenio marco entre los ministerios de Educación e Industria de la Nación permite a las empresas del sector del software y de la metalmecánica trabajar conjuntamente con las universidades nacionales para cubrir sus necesidades de profesionales calificados e innovación productiva. Uno de los puntos sobresalientes de los acuerdos firmados entre la Secretaría de Políticas Universitarias y las de Planeamiento Estratégico Industrial y de Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo Regional es el que permite a las pymes asociarse para emprender acciones de capacitación junto a universidades deducibles a través del mecanismo vigente de crédito fiscal.

Los convenios armonizan y articulan los objetivos de dos planes estratégicos llevados adelante por ambas carteras: el Industrial y el de Formación de Ingenieros. Se trata, según resaltó el villamariense Martín Gill, de generar un “espacio de diálogo” entre el sector público y el privado, representado por las cámaras sectoriales, y el mundo de la academia para establecer “acciones concretas que permitan que contemos no sólo con los mejores profesionales, sino que esos profesionales tengan una intervención directa para garantizar el crecimiento de las cadenas de valor generando mayor riqueza y mayor trabajo”.

El funcionario subrayó la importancia de que dos planes de carácter estratégico para el gobierno funcionen mancomunando esfuerzos, con acciones integradas, y con el apoyo también de las cámaras empresariales. “Se genera un círculo virtuoso que une dos dimensiones que aparecieron disociadas durante décadas en Argentina, la universidad y el trabajo, dos conceptos con particularidades y realidades propias, pero que no están disociados sino que se tienen que complementar fuertemente”, reflexionó.

Los acuerdos ponen en marcha dos foros sectoriales, uno para las empresas de software y otro para las de metalmecánica. En ambos participarán los ministerios, las cámaras sectoriales y las universidades. La elección de ambos sectores, según explicó Gill, apunta a subsanar las deficiencias que se observan en la tasa de graduados para mantener el crecimiento proyectado de la industria por el Plan Estratégico Industrial 2020.

 Prácticas para estudiantes

Con el objetivo de aumentar la cantidad de estudiantes recibidos en Ingeniería y en las Ciencias Informáticas, los foros sectoriales pondrán en marcha diversas acciones. Así, en el área del software, para incentivar a los estudiantes a llegar a la graduación, se van a constituir en las universidades espacios comunes con las empresas locales del sector, dotados con terminales en los que los estudiantes avanzados trabajen desde la universidad para las empresas. Ese trabajo computará como créditos académicos para avanzar en la carrera. Esta acción apunta tanto a dotar a las empresas con trabajadores calificados para la innovación, como a reducir la deserción en estas carreras.

En tanto, para las empresas de metalmecánica, está prevista la creación de espacios comunes en los parques industriales, proyectados por las universidades, para albergar en ellos acciones de capacitación e innovación productiva, entre las que se cuentan las prácticas obligatorias para los estudiantes de las carreras de ingeniería. Para financiar estas acciones, las empresas podrán asociarse y recurrir al mecanismo del crédito fiscal a través del Ministerio de Industria.

 

Deje un comentario