A los planteos realizados por vecinos de Sampacho se suman además los de usuarios de Suco y Chaján. En Washington, también hay malestar ya que el costo del servicio se incrementó en un 100%.

Al reclamo que desde hace ya varias semanas vienen realizando usuarios de Sampacho por el incremento de la tarifa eléctrica, se suman otras poblaciones donde sus habitantes han visto en los últimos meses duplicado el valor de las facturas. Es el caso de Washington y Laborde, comunidades donde muchos vecinos aseguran haber tenido que pagar hasta el doble por el consumo de un mes.

En la pequeña población de Washington el incremento comenzó a observarse en enero, cuando los vecinos se encontraron con montos que duplicaban lo que venían pagando. “Acá la luz se paga mensualmente, y de abonar 300 pesos llegamos a pagar 600 pesos. Sabemos que algún aumento de consumo tuvimos por el verano, pero no tanto como para justificar esos montos”, señaló una vecina que sólo tiene en su hogar elementos básicos como heladera, ventilador, televisor, entre otros equipos.Más grave aún fue el caso de comercios que superaron ampliamente los mil y dos mil pesos en las facturaciones. Ante esta situación, semanas atrás un grupo de vecinos preocupados se reunió para evaluar los pasos a seguir y reclamar respuestas a quienes hoy integran la comisión de la cooperativa prestataria del servicio.

“Lo que pretendemos es que nos expliquen las razones del aumento. Pero por ahora no hay nada”, señaló Milton Pagani, uno de los vecinos que se encontraron con abultadas facturas en los últimos meses. Al tiempo que agregó que el reclamo no sólo es por este tema sino que además piden que se haga una asamblea. “La cooperativa de Washington hace siete años que no hace reuniones y nosotros como socios tenemos derecho a saber qué pasa”.

Por el momento, los habitantes hacen grandes esfuerzos para abonar las facturas que muestran incrementos importantes en algunos períodos, y que según dicen no se condicen en todo con el consumo.

“Lo que surge es que la luz aumentó un 100 por ciento en los últimos meses”, aseguraron.

Esperan respuestas

En tanto, en Sampacho, esta noche los vecinos volverán a reunirse en las instalaciones del Atlético para informarse sobre el resultado de las negociaciones que se vienen llevando a cabo con los integrantes del consejo de administración de la Cooperativa  Eléctrica y de Servicios Públicos y los miembros de la Comisión Normalizadora.

Esta comisión conformada en asamblea pública hace 15 días y legalizada ante escribana pública, fue encomendada por más de 230 vecinos a que se presente ante las autoridades cooperativistas a fines de buscar una solución a los altos costos de la facturación de energía eléctrica que principalmente los comerciantes están pagando en forma mensual.

En los últimos tiempos, se han adherido a la protesta vecinos y comerciantes de Suco y Chaján. Sucede que en la primera asamblea celebrada días pasados en el Club Atlético Sampacho se conocieron precisiones sobre algunos montos que se vienen pagando en concepto de consumo eléctrico.

Los integrantes de la comisión elegida por los vecinos fueron recopilando información de cuánto pagan en otras poblaciones y hoy Sampacho marcha a la vanguardia en alto costo de acuerdo a la comparación de cada factura. Se indicó que en Río Cuarto la energía eléctrica es mucho más económica, llegando la diferencia a ser de casi el 70 por ciento.

Cabe aclarar aquí que en el caso de la ciudad cabecera departamental, el servicio es prestado directamente por Epec, mientras que en Sampacho hay una cooperativa que le compra la energía a la empresa provincial, y es allí donde se originaría la gran diferencia de costos.

En la reciente asamblea efectuada en Atlético Sampacho se informó que el consumo para un comercio chico o mediano varía de 2.000 a 3.000 pesos, los supermercados más importantes superan los 10.000 pesos y los domicilios particulares rondan entre los 300 y 600 pesos mensuales.

Horacio Wendel, uno de los propulsores de esta iniciativa de dialogar con la Cooperativa, señaló que hay mucha preocupación en la comunidad”, agregando que hasta el momento los reclamos se hacen de manera pacífica y respetuosa.

“Algo no está funcionando bien porque existen grandes diferencias con otros pueblos, pero lo más importante es sentarse a la mesa de diálogo para buscar una solución”, expresó el comerciante de Sampacho.

En Laborde

Igual preocupación existe en esta localidad. De acuerdo a lo manifestado por vecinos, en los últimos tiempos los montos de las facturas de energía se incrementaron notoriamente.

La Municipalidad no es ajena a esta inquietud y de acuerdo a las informaciones vertidas a medios radiales de Laborde, la intendenta María Luisa Vidal está evaluando reemplazar las luminarias de calles para reducir los altos costos, y sugerir una serie de acciones a los vecinos para bajar el consumo energético.

Deje un comentario