Si bien en nuestra ciudad no se ha evidenciado la falta de un importante recurso natural, el agua, sí se puede observar que se producen cortes muy frecuentes en el suministro debido a diversos factores. Por la gran utilización del agua para el recargado de piletas, el alto consumo en general, el alto riego, el consumo generado por el propio calor y el uso irracional que hacen algunos carlotenses del líquido elemento, gran parte de la ciudad se vio afectada debido a que no contó, por un tiempo importante, con la cantidad de agua suficiente.

Los máximos grados de calor registrados estos días hicieron crecer la demanda de la ciudad. Barrio Norte, Catedral, Central Argentino y otros barrios sufrieron las consecuencias de no tener agua en los tanques.

A esto se deben sumar los cortes de energía eléctrica causados por el uso indebido de los aires acondicionados. El gerente general de EPEC, José Vanetta, por su parte, aconsejó que se debe programar el aire en 24° ó 25°, cuando hay 37° grados afuera. Esto sería una temperatura agradable. Indicó que, poner el aire a 18°, es una locura.

Afortunadamente estos cortes no son constantes, pero se pudieron presenciar algunos que se sumaron al «detalle» de dejar las canillas secas.

Mientras tanto, la ola de calor producida en fin de semana continuará hasta hoy con 39°. Recién mañana se espera un descenso de la temperatura con el ingreso de una masa de aire más fresco que vendría acompañada de lluvias y tormentas.

Deje un comentario