El intendente municipal, Javier Pretto, acompañado por adjudicatarios del Plan Tu Casa,  mantuvo el miércoles una serie de audiencias en Córdoba con el fin de tratar de gestionar ayudas que permitan concluir las viviendas.

El mandatario  se reunió con el subgerente del Banco Provincia de Córdoba, organismo que financia el plan habitacional, contador Miguel Simonatto, así como con otros funcionarios y el secretario de la gobernación, Fernando Coiset. El objetivo fue solicitar al Banco la acreditación de los intereses a los adjudicatarios, y que fueron debitados tiempo atrás, procedimiento que fue desestimado argumentando que administrativamente no se puede ejecutar.

“En realidad nuestro pedido no tuvo cabida; asimismo la reunión fue positiva ya que abrimos otra etapa de diálogo buscando distintas alternativas para poder acceder a recursos y terminar las viviendas”.

Cabe recordar que de las 79 viviendas del plan restan terminar 36, para las cuales se carece de los fondos necesarios. Según cálculos estimados por los adjudicatarios faltaría alrededor de 1,8 millón de pesos para la finalización total.

Ahora Pretto transmitirá al resto de los vecinos los resultados de las gestiones hechas en Córdoba, para juntos definir si se solicitan créditos o subsidios a la Provincia.

En tanto, el miércoles se inició un nuevo relevamiento para determinar fehacientemente las condiciones en que se encuentra esta obra que fue iniciada por la empresa Palmero, pero que hoy está parada.

El arquitecto Pablo Guzmán; la escribana María del Carmen Iraci; la arquitecta, Marcela Tomisich, Alfredo Sibilla, Elsa Barbieri, Guillermo Petrone y Elizabeth Szmula  comenzaron ayer a recorrer las casas para observar el porcentaje de construcción. A partir del dato que surja de aquí se sabrá claramente cuánto más se deberá invertir. También se esperaba la presencia de técnicos de la empresa pero hasta la tarde de ayer no habían arribado a la ciudad.

Palmero dice que el estado de cada vivienda y el estado financiero de cada crédito son de una manera, pero los vecinos no coinciden con los que el empresario expone.

Deje un comentario