La situación epidemiológica se complejiza en Córdoba, sobre todo por la alarma que genera la elevada ocupación de camas críticas. En ese marco, el escenario más probable es que desde el lunes próximo las restricciones se agudicen para múltiples actividades con el fin de bajar en forma decidida la circulación, sobre todo nocturna.

De eso se habló en la reunión que, de urgencia y sin que estuviera prevista hasta horas antes, mantuvieron este martes el ministro de Gobierno de la Provincia, Facundo Torres, y los intendentes que presiden los diferentes bloques partidarios y los de grandes ciudades.

La letra chica de esas medidas no está escrita, y restan puntos por debatir incluso en el seno del Gobierno de la Provincia. Pero fue el propio ministro de Salud, Diego Cardozo, el que anticipó ya este lunes que habría más restricciones si la ocupación de camas críticas superaba el 80% en el monitoreo que lleva esa cartera. Ese registro rozaba este lunes el 73% y viene creciendo cada día.

Fuentes del Ministerio de Salud estimaron ya que, a este ritmo de internaciones, se llegaría al 80% quizá durante el fin de semana. En la reunión con los intendentes se admitió que incluso podría ser este jueves o viernes, según cómo se presente la escalada.

Al menos tres intendentes presentes en ese encuentro virtual, de diferentes extracciones políticas, anticiparon a La Voz que en la reunión no se les transmitió certeza de fechas ni de medidas, pero que quedó claro que si, como se presume, la trepada de casos y de internaciones no cesa, habrá nuevas restricciones.

DESDE EL “FINDE”

“La impresión que nos quedó es que las medidas serían desde el lunes próximo. En realidad, arrancarían el sábado y domingo, porque la Provincia ya anunció que el fin de semana será de restricción estricta, tal como el anterior, en adhesión al decreto nacional que así lo dispuso”, apuntó un intendente.

“Se ratificó que cuando se supere el 80% de las camas habrá más restricciones. Eso está claro. Y aunque puede haber matices, todos los bloques de intendentes están de acuerdo”, señaló otro de los presentes.

Los consultados coincidieron en que la impresión es que desde el lunes habría un nivel de restricciones similar al que se aplicó en los recientes nueve días fijados por el decreto nacional, al que adhirió Córdoba.

Incluso, la sensación dominante es que esta vez incluiría el cese de la educación presencial en todos los niveles. Entre el lunes y ayer, una veintena de municipios con tasas de contagios muy elevadas pidieron a la Provincia ser exceptuados de la educación presencial en sus ámbitos.

“Quedó claro en la reunión que la situación es muy compleja. Estamos al borde de que se deba elegir quién ocupa una cama y quién no”, advirtió uno de los intendentes.

Aunque en la reunión no se habló de plazos, sobrevoló la idea de que las restricciones más severas podrían permanecer mientras el nivel de ocupación de camas que mide el Ministerio de Salud no baje del 80%.

LOS DETALLES

“Nadie aseguró que sea desde el lunes. Pero parece cantado. Algunos intendentes seguimos reclamando mayor acompañamiento de la Policía y de la Justicia, para controlar y sancionar a los infractores, sobre todo de eventos y de circulación nocturna”, señaló un jefe municipal.

Otro esbozó que se pidió al Gobierno provincial “mensajes más contundentes” y que se debatió la necesidad de que la aplicación sea uniforme en toda la provincia, para evitar que haya municipios que luego flexibilicen algún rubro por su cuenta y generen presión de esos sectores sobre los demás.

Como la definición de qué sectores y actividades involucraría una nueva y eventual restricción no está precisada, algunos intendentes en la reunión pusieron en duda la utilidad de incluir al sector comercial no esencial. “La dificultad es que son muchos y si resisten, te tumban la medida. O al menos para los municipios es difícil controlar tanto”, apuntó uno.

En ese marco, uno de los presentes sugirió que se permita al comercio abrir, hasta las 19, pero sin público en su interior.

Por ahora, la Provincia no anticipó días ni medidas. Pero tras el encuentro nadie quedó con dudas de que se viene un escenario de menos flexibilizaciones, que apunte a bajar la circulación de la gente y del virus en Córdoba.

De la reunión participaron los intendentes que presiden los bloque de Hacemos por Córdoba (PJ), los dos que representan a sectores radicales, el Comupro (ligados a Cambiemos) y los vecinalistas. También hubo jefes municipales de las mayores ciudades y el secretario de Gobierno de la Capital, Miguel Siciliano.

EXIGIR CUMPLIMIENTO

El ministro Torres, en tanto, calificó como “muy positivo” el encuentro virtual y admitió que la situación “es compleja”, sobre todo, en algunos departamentos del interior.

“Todos fuimos muy sinceros para mostrar nuestra preocupación por la situación. Como ya lo adelantó el ministro Cardozo, se tomarán medidas más restrictivas en el caso de que lleguemos al 80% de las camas críticas ocupadas. La idea es siempre seguir trabajando en conjunto para cumplir con las medidas que decide la Provincia”, dijo.

Uno de los intendentes que participó admitió que también hubo una fuerte “bajada de línea” para que se cumplan las medidas. “Es como que se anticipó que el gobernador no dudará en sancionar a los intendentes que no cumplamos con los controles. Pero decimos que para eso necesitamos de la colaboración de la Policía”, admitió.

Deje un comentario