Una familia de la ciudad de Buenos Aires, compuesta por Ricardo Sarti, su esposa, Eugenia Jalil Pizarro, y sus tres hijos adolescentes, se convirtió en la primera en Capital Federal en ser prosumidora: producen y consumen energía de la red, vendiéndole el excedente, en este caso, a Edenor, con lo que obtendrán descuentos en la factura de luz.

«Hace años que trabajamos con energías renovables en casa, termotanque solar y calefacción. Hace dos años, cuando salió la ley nacional, decidimos ver cómo hacerlo y empezar las tratativas. Demoró dos años en salir y reglamentarse. Cuando terminó, comenzamos los trámites. Teníamos los paneles puestos, pero no podíamos entregar energía a la red», relató Ricardo.

«Esto es para la parte eléctrica. En mi caso, no tenemos calefacción eléctrica, sino a gas. Abastecerá el 70% de consumo eléctrico de la casa, más en verano y menos en invierno», agregó.

Asimismo, y al referirse, en el mismo marco de su apuesta por las energías renovables, al termotanque solar, marcó que funciona «muy bien en cualquier parte». «Se reduce la necesidad de calentar el agua de la casa. Baja el 70% del consumo de gas anual para calentar agua de la casa», apuntó.

Tras la instalación de 12 paneles solares en su casa, iniciaron el trámite para solicitar la colocación de un medidor bidireccional de Edenor, con el que pueden conocer el consumo y el excedente que inyectan a la red eléctrica.

«Lo instalaron el lunes. El cálculo es que en verano sobrará energía y en invierno nos va a faltar. Estimo que se puede ahorrar de un 30% a un 70% de la factura de luz», precisó.

Deje un comentario