El Gobierno detectó que 63.331 familias perciben asignaciones familiares pese a tener altos ingresos y que, por esa razón, se cruzarán los datos para detectar este tipo de «inequidades», aseguró la presidenta Cristina Kirchner.

En un discurso en Casa de Gobierno donde anunció un aumento de 270 a 340 pesos en la Asignación Universal por Hijo, la Jefa de Estado dijo que se realizará una «readecuación» para limitar las asignaciones familiares.La Presidenta no dio precisiones sobre el mecanismo que se utilizará para detectar situaciones en las que personas cobran asignaciones pero tienen un elevado ingreso.

Como ejemplo, Cristina señaló que un empresario automotriz, a quien no mencionó, cobra más de medio millón de pesos por mes, deduce las cargas de sus hijos del Impuesto a las Ganancias y su esposa cobra asignaciones familiares porque gana 3.000 pesos mensuales en la empresa que trabaja.

«Lo que hacían esas 63.000 familias no era algo ilegal, era que el Estado había fallado en el sistema», consideró la Jefa de Estado y reiteró que se apuntará a solucionar esas inequidades.

Precisó que el titular de ANSeS, Diego Bossio, dará este jueves detalles de cómo se instrumentará el nuevo sistema junto con la creación de una cuarta categoría.

La Presidente adelantó que mañana el director de la Anses, Diego Bossio, dará detalles de cómo se instrumentará el nuevo sistema de asignaciones familiares, que tendrá la creación de la «cuarta categoría».

Deje un comentario