AHORA

UEPC preocupada por el estado de dos colegios de nuestra ciudad

Delegados departamentales de la Uepc se reunieron en nuestra ciudad con el objetivo de evaluar el conflicto y la marcha de las negociaciones por los salarios, al tiempo que expusieron su preocupación por el estado de dos colegios carlotenses.
Se analizó la situación por la que que atraviesan dos colegios de La Carlota, por deficiencias edilicias: Fortín Heroico e IPEM 255

“Nosotros, desde el año pasado, hicimos un relevamiento de infraestructura; y de todas, la que más problemas edilicios serios tiene es la escuela Fortín Heroico, donde hay un serio problema en el techo del SUM, por la filtración de agua y caída de mampostería”, señaló Patricia Doldán, secretaria general de la Uepc Juárez Celman. Este sector se encuentra clausurado, y a la espera de que se comience a trabajar en su reparación.

En cuanto al Ipem 255, cuyo nuevo edificio se está construyendo, pero las obras vienen demoradas y los chicos reciben clases en aulas móviles, la representante de los docentes sostuvo:  “Si bien vemos que se está trabajando, nos preocupa el estado en el que deben dar clases los docentes, en aulas móviles que crean un gran desorden en el dictado de clases. Éstas no son las condiciones laborales dignas para los maestros ni para los alumnos”.

Señaló Doldán que las clases se dictan en medio del ruido y el movimiento de las maquinarias que trabajan en el predio.

Patricia Doldán

Diálogo con Doldán

La secretaria del gremio docente hizo referencia sobre la situación de de escuelas de esta ciudad.: “Nosotros desde el año pasado hicimos un relevamiento de infraestructura y de todas las escuelas, las que más problemas edilicios presentan son la escuela Fortín Heroico, donde hay un serio problema en el techo del sum de filtración de agua con posible caída de mamostería. Sabemos de las gestiones del equipo educativo de la escuela, de todo el equipo docente, preocupados por esta situación y, como gremio, nos acercamos  a la escuela luego del relevamiento para, de manera informal, conversar con las autoridades, pero ahora hemos decidido acercarnos formalmente a través de una nota a los fines de reunirnos con el equipo directivo y conocer cuáles son las gestiones que ellos ya realizaron y cómo podemos, nosotros, desde el sindicato, poder colaborar de alguna manera.

Queremos prestar nuestro apoyo, ya que tenemos docentes en riesgos, trabajando en la escuela; alumnos estudiando allí y hay una comunidad educativa preocupada por la situación del edificio. Los padres también se han movilizados, por lo que, creemos que en conjunto se debe arribar a la solución del colegio”.

Sobre el IPEM 255 agregó: “Desde el año pasado y años anteriores nos hemos acercado. Trabajamos en conjunto: primero por la demolición del edificio viejo y, ahora, con la demora en la construcción del nuevo. Si bien es cierto que ahora han empezado, nos preocupa el estado en el que trabajan los docentes, en aulas móviles. Esto crea un gran desorden. Por momentos se generan caos en el dictado de clases, los docentes no trabajan en las condiciones laborales dignas en que deberían hacerlo y, los alumnos, no aprenden, tampoco, en condiciones dignas. Por lo tanto, si bien tuvimos comunicaciones informales y apoyando al personal docente y directivo, ahora en asamblea decidimos ir por un marco de formalidad y solicitar una reunión al equipo directivo para conocer cuáles son los avances en la construcción y de qué manera nosotros podemos colaborar.

En el IPEM 255 están trabajando con todo el ruido de las máquinas y  lo que significa una construcción. Si bien es cierto los profesores están poniendo mucha voluntad porque los quieren es tener el edificio nuevo, no pueden soportar todos los avatares de una construcción, la movida que eso significa, la cantidad de alumnos, el desplazamiento, las aulas móviles que están ubicadas en el barro. Hay que pasar por alguna laguna cuando llueve. Están apoyados sobre la tierra las aulas no tienen las condiciones adecuadas para preservar el sonido de las máquinas. Es un espacio tan reducido que se hace hasta imposible dictar clases. Si se mantiene la construcción habría que conseguir más aulas  móviles para  desconcentrar el aglomerado de chicos

Quiero destacar el esfuerzo y la garra que brindan los docentes, la labor en Fortín Heroico e IPEM 255 porque trabajar en esas condiciones… y no fallan, están presentes en todas las clases, siguen prestando el servicio y eso genera un gran desgaste en los docentes y alumnos, por eso hay que resolverlo rápidamente. Hay que darles una la solución”, expresó Patricia Doldán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba