En estos días, los clientes de la provincia de Córdoba conectados a la red de gas natural han comenzado a recibir la factura de Ecogas con aumentos que, en algunos casos, implican un monto total a pagar 400 por ciento más alto que el bimestre anterior. Esto es así porque el Gobierno nacional comenzó ya a desarmar el esquema de subsidios a la energía.

Los cambios rigen, para algunos sectores, desde el consumo de diciembre. Por eso es que muchos cordobeses –con la facturación noviembre/diciembre– han advertido ya los aumentos.

Hay dos novedades: por un lado, se le reducen los subsidios a algunos hogares y por el otro, se implementa el pago de un nuevo cargo, una especie de impuesto vinculado a lo que ese hogar consumió en el año 2011. Esto último especialmente es una sorpresa, de una complejidad técnica llamativa.

Subsidios. Como ya anticipó el Gobierno nacional, se retirarán los subsidios de manera progresiva. Con el consumo de diciembre, todos los usuarios encontrarán en sus boletas un ítem denominado “cargo según resolución Enargas 1982/11”.

Inmediatamente después, verán otro ítem con el monto del subsidio que todavía pagará el Estado nacional. Para los hogares categoría R1, R2-1 y R2-2 y R2-3, el efecto será cero porque el subsidio cubrirá ciento por ciento ese cargo.

Pero para los clientes que consumen más de 1.000 m3 anuales, que son unos 250 mil hogares en toda la provincia, el subsidio del Estado será parcial. Una familia con cocina, calefón y calefactor de uso semiintenso ya supera ese tope y por lo tanto, pagará más por el m3 de gas. Ese adicional va a las arcas del Ministerio de Planificación y se usa para financiar la importación de gas.

Así, según se indica en el cuadro, los hogares R3-1 (que consumen 1.001 a 1.250 m3 anuales) pagarán 0,05 peso, los hogares R3-2 (de 1.251 a 1.500) pagarán 0,135 peso, los R3-3 (de 1.501 a 1.800 m3) pagarán 0,19 y los R3-4 (con consumos por encima de 1800 m3) pagarán 0,27 peso adicional al m3. Este cargo es un adicional al precio m3 del gas y sobre el mismo se aplican tasas e impuestos.

Desde el 1° de enero, los countries y barrios cerrados mejor categorizados de la provincia, no tienen ningún tipo de subsidio, por lo que pagarán el cargo pleno resolución 1.982 que figura en la tabla. Se presume que, en algún momento, todos los usuarios pagarán la tarifa plena, con excepción de quien haya hecho pedido ser contemplado expresamente. Esto implica reconocerse incluido en algunas de las 12 condiciones que estableció el Gobierno: Enfermedad crónica, discapacidad, haber mínimo como único ingreso, beneficiario de plan social, vivienda precaria o habitada por varios hogares.

Nueva facturación. Sin embargo, ese cargo 1982 (de los mismos valores que el polémico 2067 del año 2009) se facturará de una forma inusual hasta ahora.

El principal cambio es que el monto del cargo se calculará sobre el consumo de los últimos 12 meses y no sobre los m3 del último bimestre. A ese consumo anual, que determina si el usuario es R1, R2 o R3, se lo divide en seis cuotas y se lo multiplica por el precio del cargo por m3 fijado en la tabla. En julio próximo, la distribuidora deberá “resetear” a ese usuario y volver a analizar los consumos de los últimos 12 meses. Así, si ahorró y bajó de categoría, pagará las próximas seis cuotas bimensuales más bajas. Si subió de categoría, pagará más. Al mirar el consumo anual, se “aplanan” las facturas y se evitan los picos propios del invierno.

One Comment

Deje un comentario