La jefa de Estado señaló la necesidad de “comenzar a hablar y pensar con sintonía fina todos los temas”. Y entre ellos mencionó también los salarios, los subsidios y las utilidades de las empresas

La pre­si­den­ta Cris­ti­na Kirch­ner avan­zó  otro pa­so en su in­ten­ción de ha­cer «sin­to­nía fi­na» con el mo­de­lo eco­nó­mi­co vi­gen­te, al ad­mi­tir por pri­me­ra vez en pú­bli­co que «lle­gó la ho­ra» de abor­dar te­mas pen­dien­tes de re­so­lu­ción, en­tre los que men­cio­nó a «la in­fla­ción».

«Hay que co­men­zar a ha­blar y pen­sar con sin­to­nía fi­na to­dos los te­mas. Yo es­toy dis­pues­ta y mi equi­po tam­bién lo es­tá», se­ña­ló la je­fa de Es­ta­do al di­ser­tar en la 17ª Con­fe­ren­cia Anual de la Unión In­dus­trial Ar­gen­ti­na, en el lu­jo­so Ho­tel Hil­ton de Puer­to Ma­de­ro.

La man­da­ta­ria in­clu­yó, en­tre los te­mas que el Go­bier­no es­tá dis­pues­to a abor­dar, la pro­ble­má­ti­ca de los «sa­la­rios, los sub­si­dios y las uti­li­da­des pri­va­das», ade­más de la in­fla­ción, a la que se re­fi­rió en pú­bli­co por pri­me­ra vez.

En su in­ter­ven­ción an­te los in­dus­tria­les, la Pre­si­den­ta tra­zó los prin­ci­pa­les pa­rá­me­tros que ten­drá su nue­vo man­da­to, que asu­mi­rá el 10 de di­ciem­bre, y mar­có su po­si­ción fren­te a los re­cla­mos sin­di­ca­les y tam­bién an­te los pe­di­dos de los hom­bres de ne­go­cios. 

Crecimiento con inclusión

Cris­ti­na Kirch­ner di­jo que el ob­je­ti­vo es que «no se fre­ne el pro­ce­so de cre­ci­mien­to con in­clu­sión so­cial», pa­ra lo cual el Go­bier­no co­men­za­rá a es­tu­diar la com­pe­ti­ti­vi­dad de ca­da uno de los sec­to­res.

En un lar­go dis­cur­so de ca­si una ho­ra, la Pre­si­den­ta les pi­dió a los em­pre­sa­rios que sean «co­he­ren­tes» y que no pi­dan que se de­va­lúe el pe­so por­que des­pués sa­len a re­mar­car que la in­fla­ción es un fla­ge­lo que afec­ta a la pro­pia ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca.

«Que no me ven­gan a ha­blar de in­fla­ción si an­tes pi­den to­car el dó­lar: no se pue­de la chan­cha, los vein­te y la má­qui­na de ha­cer cho­ri­zos. Hay que te­ner un ade­cua­do ´tim­ming´ de có­mo se ma­ne­jan las va­ria­bles», sen­ten­ció la man­da­ta­ria.

Cris­ti­na re­mar­có que «el mo­de­lo es de cre­ci­mien­to, no de me­tas de in­fla­ción, por­que ese es­que­ma es del Con­sen­so de Was­hing­ton y lle­vó a la des­truc­ción de la eco­no­mía y del em­pleo» de la Ar­gen­ti­na y otros paí­ses.

Ase­gu­ró que su Go­bier­no cuen­ta con una po­lí­ti­ca pre­vi­si­ble en ma­te­ria cam­bia­ria y re­sal­tó que los dó­la­res de la Ar­gen­ti­na «son co­mer­cia­les, son rea­les», gra­cias al su­pe­rá­vit que, por ejem­plo, ya al­can­zó los 9.373 mi­llo­nes cuan­do aún fal­tan dos me­ses pa­ra ter­mi­nar el año.

Asi­mis­mo, la man­da­ta­ria apun­tó con­tra las gran­des em­pre­sas y les pi­dió que rein­vier­tan en la Ar­gen­ti­na las ga­nan­cias ex­traor­di­na­rias, que se ubi­can por en­ci­ma del es­tán­dar in­ter­na­cio­nal.

«Va­mos a te­ner que me­dir si la uti­li­dad es­tá más o me­nos en un es­tán­dar in­ter­na­cio­nal. Lo cier­to es que las (ga­nan­cias) lo­ca­les es­tán por en­ci­ma. No me mo­les­ta, en tan­to y en cuan­to no pro­vo­quen pro­ble­mas co­mo un ma­yor en­deu­da­mien­to de la eco­no­mía pú­bli­ca», acla­ró.

Pre­ci­só que su ad­mi­nis­tra­ción cru­zó in­for­ma­ción so­bre los prés­ta­mos que el Ban­co de la Na­ción les otor­gó a al­gu­nas gran­des em­pre­sas y los dó­la­res que esas fir­mas com­pra­ron, y re­sul­tó que las fir­mas fu­ga­ron di­vi­sas por igual o ma­yor mon­to que el cré­di­to so­li­ci­ta­do.

Cambio de actitud

Por ello, con­vo­có a los em­pre­sa­rios a rea­li­zar el mis­mo cam­bio de ac­ti­tud que ellos pi­den a los sin­di­ca­lis­tas más ague­rri­dos y a for­ta­le­cer la idea de sos­te­ner el mo­de­lo eco­nó­mi­co con un acuer­do tri­par­ti­to en­tre los hom­bres de ne­go­cios, los tra­ba­ja­do­res y el Es­ta­do.

La primera mandataria tam­bién se­ña­ló que pa­ra man­te­ner la com­pe­ti­ti­vi­dad del sec­tor pri­va­do el Es­ta­do se com­pro­me­tió a sos­te­ner los sub­si­dios en aque­llos ám­bi­tos donde sea es­tric­ta­men­te ne­ce­sa­rio, por­que el ob­je­ti­vo del se­gun­do Go­bier­no se­rá «am­pliar la ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va».

«El mer­ca­do in­ter­no y el acer­ca­mien­to co­mer­cial con los paí­ses de la re­gión es lo que nos va a per­mi­tir con­for­mar un po­ten­te blo­que co­mer­cial in­tra Mer­co­sur, por­que es allí don­de en­con­tra­re­mos la sa­li­da y el equi­li­brio», afir­mó.

Deje un comentario