La remodelación del Hospital San Antonio, a ritmo más lento

Desde hace algunos días (casi una semana) se paralizaron las obras de refacción en el Hospital San Antonio o al menos es muy poca la actividad que allí se realiza.

La decisión de la empresa de parar temporalmente sería a consecuencia de no haber recibido el pago de la certificación correspondiente del avance de obras. El legislador provincial, Norberto Podversich, realiza intensas gestiones a los fines de lograr el depósito de dicha certificación.

Según las últimas informaciones sobre el tema la demora se habría originado por una tramite burocrático, que hizo demorar la presentación en forma de las facturaciones de la empresa, pero  todo hace suponer que durante el transcurso de esta semana el dinero estaría depositado.

De cualquier manera, y ante la falta de dicho dinero, la empresa tomó la decisión de restringir la actividad a la espera del depósito que permita continuar con la obra.

La refacción del Hospital estaría en un 70% de los contratado, y sólo habrían recibido un 30% de depósito.

Son optimistas en la empresa para que esta semana se cumpla, pero desde el nosocomio están atentos ante esta situación que se espera que en días se cumpla con el depósito que permita continuar la obra como hasta ahora.

FM Estrella entabló un diálogo con Miguel Viotti, director del Hospital San Antonio, quien expresó: “En el hospital San Antonio no se detuvieron las obras, sino que disminuyeron su intensidad. Venían trabajando 40 personas a un ritmo acelerado: la constructora venía a 180 y la Provincia a 30… Como esto es un hospital, yo tengo que valorar mucho al dueño de la constructora, el Sr. Villafañe, que, por ser un centro de salud fue tan rápido en la construcción y remodelación. Él fue trabajando a toda velocidad y cuando la certificación de la obra no llegaba en los tiempos que tenía que llegar, el señor trabajaba igual, hasta que llegó un momento en que hubo un desfasaje entre lo que hacía la Constructora y la certificación y los aportes económicos de la Provincia, entonces se detuvo y, en vez de haber 40 personas trabajando, hay 7. Son personas que están poniendo los pisos, terminando la farmacia, es decir, están terminando algunos servicios. Esto se produjo el viernes pasado y, calculo, que en las próximas 48 horas se estaría normalizando.  Es un tema burocrático, no es que la obra se vaya a parar. De todas maneras, con el ritmo y con la velocidad con que se venía trabajando, de repente uno se encuentra con esto, no es bueno. Pero esta es la realidad.

El porcentaje de avance de la obra es del 70% y si todo seguía como venía, en 30 días estaba todo terminado. Ahora sólo estamos esperando que se depositen los fondos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *