El aumento es del 17,33% y corresponde a uno de los dos ajustes anuales, según anunció la Presidenta.
La jubilación mínima subirá a 1.272 pesos en marzo próximo y acumulará un incremento del 17,33 por ciento en los últimos seis meses, anunció el miércoles la presidenta Cristina Kirchner.
La mandataria precisó, durante un acto en la residencia de Olivos, el alcance de uno de los dos ajustes anuales de haberes jubilatorios que se deben realizar por ley.
«En sólo un semestre, las jubilaciones están aumentando un 17,33%, queremos hacer énfasis en lo estructural», indicó, por su lado, el ministro de Economía, Amado Boudou, también en Olivos.
Boudou destacó que la Presidenta «terminó con esa decisión de que los cambios en las jubilaciones eran a voluntad del gobernante».
El ministro subrayó que la sanción de la norma que estableció un mecanismo previsible para aumentar los haberes significó para la Argentina «uno de esos momentos en los que hay un cambio estructural en la economía».
Además, el jefe del Palacio de Hacienda ponderó que el «conjunto de las políticas sociales y económicas de la Presidenta tienen coherencia de sostenerse en el tiempo».
En octubre del año pasado, la jubilación había aumentado un 16,9 por ciento, al alcanzar los 1.046,50 pesos, de los 895,20 de marzo de 2010.
En julio de 2003 la jubilación mínima era de 150 pesos, por lo que en menos de siete años acumula un alza del 748 por ciento.
La medida anunciada por la jefa de Estado durante una conferencia de prensa alcanza, en tanto, a un millón de personas que perciben pensiones no contibutivas.
Los ministros y de Trabajo, Carlos Tomada; el titular de la Afip, Ricardo Echegaray, y de la Anses, Diego Bossio, acompañaron el anuncio en la Sala de Conferencias.
La Presidenta puso de relieve que el aumento de las jubilaciones y pensiones coloca al país «como el de mejor cobertura social de toda Latinoamérica», y recordó que al inicio del Gobierno de Néstor Kirchner, en 2003, las jubilaciones estaban en 150 pesos y que «si contamos desde 2009, el aumento es del 77%», tras la aplicación de la ley de movilidad para las jubilaciones.
En ese sentido, Boudou recordó que «la oposición decía que con nuestra fórmula de movilidad jubilatoria los haberes no iban aumentar más del 4 por ciento; y desde que se implementó este sistema se ve que los aumentos son mucho más importantes».
Por su parte, Echegaray también ponderó la ley de jubilaciones al destacar la fórmula polinómica de la que surge el porcentaje de aumento -la recaudación y los salarios- y sostuvo que «si algo debe estar vinculado es que se paga según lo que se recauda».
Por otro lado, Tomada ratificó las políticas de control del llamado trabajo no registrado o trabajo esclavo, mientras Echegaray pidió que la dirigencia rural se exprese sobre los casos de trabajadores golondrinas que fueron hallados en situación de semiesclavitud.
Echegaray sostuvo que el Gobierno va a perseguir la evasión previsional y que los casos de trata de personas, como los que se encontraron en Córdoba se llevarán a la justicia.

Deje un comentario