El miércoles 2 de febrero, desde las 12.30 horas, el grupo de adjudicatarios- que desde el día lunes 17 de enero a partir de las 6.30 horas- se instalaron en frente del palacio municipal reclamando una solución al problema originado en la construcción de sus casas, comenzaron a levantar lo que durante todos estos días fue su lugar de permanencia habitual y diaria.

Luego de haber llegado al acuerdo para que, Leonardo Palmero, propietario de la empresa constructora, se desligara de las obras y de que firmara junto a su apoderada, en frente de escribana pública, la rescisión y luego de que la municipalidad se comprometiera a hacerse cargo de la finalización de las obras, con dirección técnica contratada también por la municipalidad, con albañiles locales, aquella mañana confirmaron que levantaban el acampe, «pero esto no significa que abandonemos nuestros reclamos: seguiremos atentos a los que ocurre con nuestras casas, pero apoyaremos las tareas que desde la municipalidad se realicen. Exigiremos lo que hemos firmado en el contrato… Creemos que hemos avanzado y, es por eso, que ya levantamos. Pedimos perdón a los vecinos que molestamos, lo único que queremos es que nos entiendan. Este reclamo era la única forma para que nos oyeran.

Si algunos de los habitantes necesita nuestra colaboración en hechos de este tipo, estaremos dispuestos a ayudarlos… un agradecimiento a todos los que nos tendieron la mano en todo esto. Hoy nos vamos a nuestras casas con la esperanza de que pronto estemos en nuestras casas propias”, expresó un adjudicatario a FM Estrella.

Poco a poco fueron levantando lo que había en el lugar, lo que sirvió para el reclamo. Una actitud de manifestación que nunca se olvidará en La Carlota.

Deje un comentario