Reiteradas veces, FM Estrella, actuó como receptora de denuncias sobre un tema, casi, recurrente: las mesas y sillas de los bares dispuestas en las veredas que obstaculizan el paso a pie. En algunas zonas de nuestra ciudad, los vecinos se encuentran con obstáculos en las veredas de bares y restaurantes ya que deben sortear: muebles, mesas, sillas y hasta perros se interponen ante el paso del transeúnte. Un vecino, lleno de indignación expresó a FM Estrella que quiso efectuar la denuncia correspondiente, pero las autoridades municipales, en este momento, se encuentran de vacaciones, por lo que, se deberá esperar.

Si bien existe un  permiso para solicitar la disposición de mesas y sillas en las veredas, su aprobación requiere del cumplimiento de la reglamentación que regula la norma. Ésta, en la mayoría de los casos, parece, no se cumple.

Hoy, muchos carlotenses, se quejan con reclamos constantes y agregan, además, que la ordenanza que regula este tipo de cuestiones no se cumple.

Indistintamente de su tamaño, aspecto y ubicación, hay algo que identifica a las veredas de La Carlota: son la pista de una carrera de obstáculos. Aquí y allá están regadas de mesas y sillas, motos y bicicletas… Sólo resta que, por estos días sean, además, el escenario propagandístico preferido por los candidatos políticos. No existe ninguna ley, ni permiso, ni ordenanza de ningún tipo que les permita a los comerciantes invadir las veredas. Se trata lisa y llanamente de una ocupación indebida del espacio público. En muchos casos parece “escandaloso”.  
Creemos que para que el control sea efectivo tienen que haber mecanismos de concertación. Más allá de que el control es una función indelegable de la municipalidad, la proximidad de los vecinos es la clave y se hace sentir desde ya hace un tiempo. El uso de las veredas está en los genes de las ciudades. Tenemos que lograr que todos los usos convivan armónicamente. El equilibrio es difícil, pero se puede lograr.

2 Comments

  • Elena A. dice:

    Entre todos podemos, si cada uno aporta su granito de arena podemos construir una comunidad que respete y sea respetada.Lo de las veredas ocupadas, es una realidad molesta, porque las personas van sorteando obstáculos, como dice el artículo. Creo que la gente de los bares va a entender las necesidades de quienes necesitan transitar, a veces hasta en sillas de ruedas, que es un extremo, pero pasar caminando, simplemente poder pasar tranquilos sin obstáculos nada cuesta correr una cuantas mesas para facilitar el tránsito de peatones.

  • Matias Fernando dice:

    felicito a quien escribio el articulo, es muy real y da un mesaje integrador. por suerte existen estos medios que de la mejor manera expresan lo que muchos carlotenses sentimos y a veces no pidemos decir. espero que ese espacio se recupere y se cumpla la ordenanza. adelante fm estrella. estamos con ustedes.

Deje un comentario