La del martes fue una jornada de reuniones en Embalse. La planificación de los torneos Provinciales (primera división e infanto-juvenil) fue anoche el tema más trascendente de la agenda prevista por la mesa ejecutiva de la Federación Cordobesa de Fútbol,
El presidente de la entidad, Darío Ranco, mantuvo previamente una reunión con el administrador de la UTE (Unidad Turística de Embalse), Pedro Andaló, para dejar establecidas las últimas pautas de trabajo previo a la competencia, que se iniciará el 23 de enero y se extenderá hasta el 10 de febrero.
El torneo Infanto – Juvenil  llevará la denominación “Ministerio de Turismo de la Nación” y congregará en las dos semanas de competencia a 1.620 niños y jóvenes.
Posterior a la reunión con Andaló, Ranco se reunió con la mesa directiva y con otros dirigentes afectados a la organización. El anfitrión fue Omar Martini y el presidente Darío Ranco convocó a los vicepresidentes (primero y segundo) Norberto Ferrero y Ricardo Maestri, al secretario general Luis Galán, al tesorero Víctor Navello, a los presidentes de la Liga Riotercerense y Canalense, Néstor Beltrame y Darío Estévez (encargado de la seguridad), además del coordinador Julio Rivera. El inicio del Infanto – Juvenil coincidirá con el comienzo del Provincial de primera división, por lo que el Tribunal de Penas y la Neutral de Arbitros sesionarán por algunos días en el complejo de la Unidad Turística de Embalse.Ranco, quien agradeció el amplio apoyo de Enrique Meyer (titular del Ministerio de Turismo de la Nación), señaló que además de los tradicionales trofeos habrá 700 medallas para premiar a los más destacados de la competencia

Deje un comentario