Desde el SerMas, se indicó que la nueva red de agua que se está realizando en el sector de las viviendas para inundados (Emergencia Climática) se está complicando porque los niveles de las napas de agua están interfiriendo en la obra.

Aparentemente cuando se empezó a profundizar con la retroexcavadora, el personal que está trabajando- si bien había realizado sondeos para poder trabajar sin deprmir napas- se encontró con mucha agua y un terreno muy flojo, por lo que, al poner peso arriba de los caños, la obra se saldrá de nivel  y no quedaría en condiciones.

Ahora, la Municipalidad contratará especialistas para deprimir las napas y poder continuar: se harán una serie de perforaciones y se va a bombear el agua para que ésta baje y se pueda trabajar en terreno seco.

La red de agua, por otra parte, está 100% en condiciones, sólo falta habilitar la totalidad del anillo 10- que comprende las calles entre Lavalle, San Martín, Juan B. Justos y 11 de diciembre (barrio IPV)-  a excepción de las 30 viviendas que ya están con agua.  Si bien anillo ya está con agua, las habilitaciones son parciales porque los pedidos se medidores son constantes.

Segú trascendió, una vez que se termine con el Barrio Hospital, se comenzará a trabajar en el barrio IPV. Esto sería alrededor del 15 de enero.

Deje un comentario