Viva las fiestas en paz: evite contratiempos y accidentes serios. Tenga mucho cuidado y preserve a sus hijos.

La inexperiencia, la curiosidad y el descuido en el manejo de la pirotecnia pueden generar accidentes graves, a veces con consecuencias irreparables. Los niños suelen ser los más afectados con quemaduras en el rostro, manos y genitales, y trastornos en la audición.

Prevenir es salud

* No compre productos de pirotecnia que presenten desperfectos en su envoltura o mecha.
* Nunca guarde petardos en los bolsillos.
* Si un petardo no explota, no se acerque: podría estallar en forma tardí­a.
* No vuelva a encender los artefactos que se hayan apagado.
* No coloque cohetes en botellas o latas.
* No utilice armas de fuego ni bengalas.
* No provoque el estallido de varios artículos de pirotecnia a la vez.
* No dirija los cohetes contra personas o cosas ni los arroje debajo de los autos. Haga las explosiones en lugares abiertos y lejos de garrafas, estaciones de servicio, autos y cocinas.

En caso de accidente

* Lave la zona quemada con agua limpia y fría. No utilice jabón.
* Sumerja la zona afectada en agua helada.
* No intente despegar de la herida los restos de tela adheridos.
* No coloque grasas, pomadas, aceites, dentífricos, polvos, cremas o soluciones de ningún tipo.
* Si la ropa se prendiera fuego, evite que el accidentado corra.
* Apague el fuego con una frazada, manta o tela gruesa.
* Haga rodar a la víctima por el suelo y apague el fuego con arena o tierra.
* En cualquier caso, luego de estos primeros auxilios lleve a la persona accidentada a una sala de emergencia para que reciba cuanto antes los cuidados adecuados.

2 Comments

Deje un comentario