AHORA

Senado: No al matrimonio gay

El kirchnerismo no logró imponer en la comisión un dictamen de mayoría para el proyecto; impulsan la consagración de la unión civil.

Pese a las fuertes presiones ejercidas por la Casa Rosada, el kirchnerismo fracasó esta semana en su intento por imponer dictamen de mayoría al proyecto de ley de matrimonio homosexual. La oposición a la iniciativa reunió nueve firmas en la Comisión de Legislación General, sobre un total de 15 miembros, y obligará así­ al Senado a votar primero el rechazo del texto aprobado por la Cámara de Diputados cuando el tema se discuta el miércoles en el recinto. Los mismos nueve senadores firmaron un dictamen  paralelo que incorpora en el Código Civil la figura de la unión civil, que reconoce a las parejas, no sólo las homosexuales, derechos hoy inherentes al matrimonio, pero bloquea el camino a la adopción y al uso de mecanismos de fertilización. Esta iniciativa sería sometida a votación si la Cámara alta rechaza el matrimonio homosexual. Si esto ocurriera, el Congreso no podrá volver a discutir la boda gay hasta el 1° de marzo próximo. La reunión de comisión fue breve, pero cargada de tensión y con algunos gestos de intolerancia. Así, varias militantes de organizaciones católicas y de defensa de la familia increparon al senador Luis Juez (Frente Cívico- Córdoba) por haber apoyado el dictamen de respaldo a la boda gay. El fracaso no amilanó al oficialismo, que ayer se mostraba confiado en sancionar la ley. “Tranquilos, esto lo damos vuelta en el recinto” le dijo el jefe de la bancada kirchnerista, Miguel Pichetto (Río Negro) a los dirigentes de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA). Para lograr ese objetivo, Pichetto y el Poder Ejecutivo tendrán que redoblar su presión sobre los legisladores oficialistas que rechazan el matrimonio homosexual, que son varios.

La tarea no es sencilla, ya que tendrán que obligar a varios senadores a cambiar el sentido de su voto o ausentarse en la sesión prevista para el miércoles.

Además de Bermejo y Bongiorno, rechazaron la boda homosexual los peronistas disidentes Sonia Escudero (Salta) y Liliana Negre de Alonso (San Luis), presidenta de la comisión; la oficialista Adriana Bortolozzi (Formosa) y los radicales Ramón Mestre (Córdoba), Mario Cimadevilla (Chubut), José Cano (Tucumán) y José Roldán (Corrientes).

El dictamen de minoría tiene cerca de cincuenta artículos y crea la figura de la unión civil. Establece para los integrantes de la pareja el deber de fijar residencia común y del sostenimiento del hogar y derechos como los de disponer sobre las exequias y la donación de órganos y la declaración de bienes como bien de la familia. También otorga derechos previsionales, el reconocimiento de la obra social y de asignación familiar. Sin embargo, prohíbe de manera taxativa el derecho a la adopción y a la fertilización in vitro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba