Actividad física y factores de riesgo coronario

Actividad física y factores de riesgo coronario

  • La actividad física interviene en la reducción de la morbimortalidad para las enfermedades cardiovasculares a través de sus efectos sobre los factores de riesgo aterogénicos ( HTA, IR y intolerancia a la glucosa, TG elevados, HDL bajo y obesidad)  previniéndolos y a la vez, tratándolos, las funciones endotelial, plaquetaria y fibrinolí­tica, y los mecanismos involucrados en las modificaciones del sistema nervioso autónomo.
  • Los cambios generados en los perfiles hormonales y en los parámetros inflamatorios e inmunitarios, así­ como las modificaciones intrínsecas del músculo esquelético y cardí­aco, contribuyen a potenciar los efectos del ejercicio en la prevención.

Prescripción de la actividad física y del ejercicio para la prevención.

  • El sedentarismo es un factor de riesgo mayor e independiente para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y, a su vez, es un verdadero promotor de la persistencia de la mayoría de los factores de riesgo coronario.
  • La lucha contra el sedentarismo está íntimamente relacionada con la lucha contra la enfermedad; por lo tanto se considera al ejercicio físico como una de las  herramientas fundamentales dentro de las medidas de prevención.
  • Por eso se pone especial énfasis en la promoción del estilo de vida saludable y activo, y en las indicaciones de actividad física programada para el paciente que ha sufrido un evento cardiovascular y para aquellas personas que están dispuestas a evitarlo.

Definiciones

  • Actividad física: movimiento muscular y articular que genera gasto energético.

  • Ejercicio físico: sistematización de la actividad física en frecuencia, intensidad, tiempo y tipo para lograr mejoría de la aptitud.

Promoción de la actividad física en la población general y como sugerencia global a grandes grupos.

  • Actividad física durante 30 minutos o más, de intensidad moderada realizada la mayoría (preferiblemente todos) de los días de la semana.

CDC/ACSM – AHA

Programa de actividad física

  • Objetivo: el plan propuesto sea del suficiente agrado para la persona como para que adopte definitivamente una vida activa, logrando mayor continuidad y adherencia.

El primer paso para vencer al sedentarismo:

  • Aumento en las actividades físicas de la vida cotidiana.
  • Disminuir los tiempos de inactividad y cambiarlos por ejercicios de leve intensidad
  • Las modificaciones deben ser graduales.

Programa de actividad física

Frecuencia

  • El ejercicio diario constituye la frecuencia ideal.
  • Frecuencia mínima tres veces por semana.
  • Alentar la regularidad de la actividad física (frecuencia y duración).
  • Por eso la REGULARIDAD de los planes de entrenamiento es más importante que la INTENSIDAD con que se realizan esos ejercicios.

Intensidad

  • Ejercicios moderados
  • implica ejercicios distintos para personas con características diferentes: una caminata de 4.8 km/h (actividad  moderada)  tiene una intensidad absoluta de aprox. 4 METS; en términos relativos , esta intensidad es liviana para un joven de 20 años y representa una actividad vigorosa, pesada, para un individuo de 80 años.
  • Por tal razón, la programación más correcta debería tener en cuenta la aptitud individual conocida a partir de pruebas de esfuerzo.
  • Escala de Borg
  • PEG
  • Cuando se indican actividades para la prevención de enfermedades cardiovasculares,  mejoramiento de los FR y de la calidad de vida y, preservación y promoción de la salud, las actividades de menor intensidad, de leve a moderada, pueden no generar modificaciones en la capacidad aeróbica máxima o en los parámetros cardiovasculares y respiratorios, pero tienen beneficios a largo plazo para la salud que incluyen los efectos preventivos sobre  las enfermedades cardiovasculares.
  • Estos ejercicios incluyen
  • LEVES :golf ( con carro), bowling, ping- pong, danzas sociales, caminatas de baja intensidad (3.2 km/h), actividades hogareñas
  • MODERADOS: caminata vigorosa (4.8 km/h), golf (sin carro), ciclismo (paseo), bicicleta fija, natación (despacio) tenis (dobles), deportes con pelota recreacional como fútbol, voleibol, básquet.

Tipo de ejercicio

  • Los ejercicios recomendables son los dinámicos que utilizan metabolismo aeróbico como fuerte principal para la obtención de energía.
  • Las caminatas sostenidas de moderada intensidad (4.8 km/h) constituyen la actividad aconsejada para la mayor parte de las personas.
  • El paseo en bicicleta es un ejercicio recomendable y los consejos sobre intensidad y frecuencia son similares a los expresados en otras actividades. Es necesario considerar algunas variables que pueden generar incrementos de intensidad, tales como el viento en contra y las pendientes.
  • Los ejercicios de sobrecarga muscular con pesas, se pueden realizar bajo supervisón, 2 veces por semana.
  • El número óptimo de repeticiones para desarrollar y mantener la fuerza es de 8 a 12 repeticiones por ejercicio, con un número de sesiones semanales de 2 veces por semana para lograr un mínimo de acondicionamiento muscular.

Duración

  • El tiempo de cada sesión tiene una relación inversa con la intensidad del ejercicio.
  • Cuando se indican actividades para la prevención y mejoramiento de la calidad de vida, para obtener beneficios cardiovasculares, las actividades físicas de leve a moderada intensidad deben tener una duración de 30 minutos de una actividad aeróbica continua o intervalada.
  • Si consideramos un comienzo con “calentamiento” de baja intensidad y una detención progresiva (“vuelta a la calma”) los tiempos pueden extenderse (20 a 60 minutos).
  • Por otra parte, estos 30 minutos constituyen una medida mínima cuando se busca un promedio semanal con determinado gasto calórico.
  • Ejercicios de leve a moderada intensidad con duraciones de 30 minutos como promedio diario de actividad aeróbica (continua o intervalada).
  • 30 minutos medida mínima.
  • Ejercicio diario es acumulativo :

3 sesiones de 10 minutos c/u.

Progresión

  • Para las indicaciones de programas de ejercicio es necesario considerar el estado basal y la edad del individuo.
  • Si tiene más de 40 años , no tiene antecedentes deportivos y ha permanecido sedentario durante tiempos prolongados, es preferible comenzar con actividades de leve intensidad como las caminatas. No es conveniente iniciar el programa con trote o carrera.
  • La progresión de la intensidad y duración debe ser paulatina y dependerá de la adaptación y tolerancia individuales al trabajo físico impuesto.

Deja una respuesta