AHORA

Maratón de Negociaciones: Gobierno a un Paso de la Ley Ómnibus tras 24 Horas Intensas

Las últimas 24 horas han sido cruciales en las intensas negociaciones entre el oficialismo y bloques aliados, avanzando en áreas clave como jubilaciones, retenciones y privatizaciones. Mientras el presidente Javier Milei retorna del Foro de Davos, las tratativas para la posible sesión de la semana próxima se desarrollan en el despacho de Martín Menem, titular de la Cámara baja.

En medio de una frenética actividad legislativa, las últimas 24 horas han sido testigo de negociaciones cruciales entre el oficialismo y bloques aliados, abordando temas fundamentales como jubilaciones, retenciones y privatizaciones. Javier Milei, presidente del país, regresa del Foro de Davos justo cuando se intensifican las tratativas en el despacho de Martín Menem, el titular de la Cámara baja. Aunque el gobierno insiste en no llamarlo negociación, la dinámica de esta semana ha sugerido lo contrario.

Santiago Caputo, amigo cercano del presidente y arquitecto del relato oficial, ha emergido como una figura clave en las negociaciones. Anoche, en el despacho de Menem, Caputo tomó el centro de la escena, liderando las conversaciones con representantes de los bloques aliados. Las discusiones se centran en el extenso proyecto de Ley Ómnibus, cuya media sanción Milei busca obtener la próxima semana en Diputados.

Las negociaciones apuntan a acuerdos en aspectos cruciales, como la eliminación de la fórmula jubilatoria y la actualización de retenciones. Sin embargo, la posición del gobierno, con solo 38 legisladores, hace que la estrategia pública irreverente de Milei sea difícil de entender para los bloques aliados, que suman 132 legisladores.

El proyecto original ha experimentado modificaciones significativas, incluyendo la exclusión de YPF de las empresas estatales sujetas a privatización. Aunque algunas concesiones han sido aceptadas, como retroceder en la iniciativa original en varios puntos clave, aún persisten desafíos, como el régimen de biocombustibles y la delegación de facultades del Congreso al Ejecutivo.

El gobierno enfrenta una compleja convivencia política, con la viabilidad de los cambios aún en debate interno en los bloques aliados. Mientras Milei se enfoca en su relato y el furor libertario en redes sociales, las negociaciones parlamentarias se intensifican, con la urgencia de lograr consensos y éxitos parlamentarios inminentes.

Arriba