Crítica situación en Tucumán: Empresas de ómnibus reducirán servicios y suspenden personal

La Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) anunció medidas drásticas ante la crisis que afecta al sector. A partir de este viernes, se implementará un servicio «de emergencia» en la capital, reduciendo la prestación al mínimo y suspendiendo al personal de conducción indefinidamente. La incertidumbre planea sobre la posible extensión de estas medidas a líneas provinciales.

La situación crítica del transporte público de pasajeros en Tucumán lleva a la Aetat a tomar medidas extremas. La imposibilidad de cubrir los costos operativos y la crisis del sector son las razones esgrimidas para la reducción significativa de los servicios.

La entidad destacó que, de mantenerse la crisis, las disposiciones de emergencia se ampliarán a las líneas provinciales. El comunicado refleja la preocupación por el sostenimiento del transporte público, la seguridad de los usuarios y la preservación de las fuentes de trabajo.

El presidente de Aetat, Roberto Orell, y el secretario general, César Atim, expresaron la necesidad de recurrir a estas medidas no deseadas para enfrentar la crítica situación del transporte público en todo el país. La imposibilidad de asumir paritarias y el aumento irracional de insumos, como el gasoil y los repuestos, se citan como factores contribuyentes.

En simultáneo, la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) insta al gobierno de Javier Milei a revisar la distribución de subsidios. Los empresarios denuncian un trato desigual, centrado en el área metropolitana de Buenos Aires, y solicitan una revisión de los criterios para fijar tarifas.

En una audiencia en Buenos Aires, representantes de la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) señalaron la necesidad de reajustar salarios para recuperar el poder adquisitivo. La falta de acuerdo en esta reunión vía Zoom prolonga la incertidumbre sobre el futuro de los salarios del personal del transporte.

La Fatap destaca la crítica situación económica de las empresas prestadoras del servicio, señalando que ya enfrentan dificultades para cumplir con los compromisos salariales. La falta de definición sobre el presupuesto que el Estado nacional destinará al interior agrega más incertidumbre al panorama.

La situación, con un aumento constante de insumos y la falta de previsión presupuestaria, pone en jaque la continuidad del transporte público de pasajeros en Tucumán. La falta de soluciones inmediatas agrava la crisis, generando preocupación entre los usuarios y los trabajadores del sector.

La Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) enfrenta una crítica situación que lleva a la implementación de medidas drásticas. A partir del viernes, se reducirán servicios y suspenderá al personal de conducción, inicialmente en la capital. La incertidumbre sobre la extensión de estas medidas a líneas provinciales genera preocupación. La crisis, atribuida a la imposibilidad de cubrir costos y la falta de acuerdos salariales, afecta al transporte público en todo el país. La Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) pide revisar la distribución de subsidios. En una audiencia en Buenos Aires, la UTA busca reajustes salariales, sin llegar a un acuerdo. La situación económica precaria de las empresas y la falta de definición presupuestaria amenazan la continuidad del servicio, generando incertidumbre y preocupación.

Arriba