La vicepresidenta Cristina Kirchner sostuvo que «fueron cuatro años muy duros» los del Gobierno de Mauricio Macri, mientras advirtió que la nueva administración liderada por Alberto Fernández recibe «un país devastado».

En el cierre del festival realizado en Plaza de Mayo para celebrar la asunción del Frente de Todos, se refirió al «hambre que tanto desvela hoy a quien es el Presidente y que debería desvelar a todos los argentinos bien nacidos».

En ese sentido, apuntó al balance de «trabajo, salarios y pobreza». Frente a miles de militantes, subrayó: «Uno es más grande cuando es parte de un todo, sino solamente somos individualidades sueltas».

La vicepresidenta alertó que Alberto Fernández «tiene por delante una tarea muy dura» al argumentar que recibe «un país devastado».

Deje un comentario