El presidente Mauricio Macri pidió ayer a la ciudadanía «un poco más de tiempo» para «resolver los problemas económicos» de la Argentina, a un mes de las elecciones nacionales que definirán al próximo mandatario nacional.

«Con un poco más de tiempo vamos a ir resolviendo problemas económicos que arrastramos hace décadas», sostuvo Macri al encabezar el acto de inauguración de la colectora cloacal en Barrio 31 de Julio, en el distrito bonaerense de Saladillo.

Acompañado por el intendente local, José Luis Salomón, el jefe de Estado habló sobre «la difícil coyuntura» que atraviesa el país, pero subrayó: «Nosotros somos parte de la solución, no del problema».

«No maquillamos la realidad, sino que la ponemos sobre la mesa», señaló el Presidente, que este sábado arranca con las marchas del «Sí, se puede» en Barrancas de Belgrano.

«Todo esto es parte de construir algo más grande. Estamos todos convencidos de que comenzamos a cruzar un puente hacia esa Argentina que queremos, de los valores que queremos, donde nos miramos a la cara, nos decimos la verdad», destacó el jefe de Estado.

A la vez, señaló: «Porque en el sí se puede, vamos pudiendo cada vez más volver a tener una Argentina federal, donde cada uno pueda desarrollarse donde nació y donde quiere vivir».

Remarcó que «lo importante de las obras» es que a pesar de que «llevan tiempo y cuestan» generan un «antes y un después en la vida de los vecinos».

Ayer, Macri también recorrió las obras del nuevo tramo de la autopista Camino del Buen Ayre, a poco de que comience la veda para inaugurar obras públicas, el próximo miércoles.

Por otra parte, empeñado en revertir la dura derrota electoral de las primarias, el presidente Mauricio Macri lanzará hoy en el barrio porteño de Belgrano sus marchas del «Sí, se puede» y luego tiene previsto realizar esas actividades de campaña en Junín, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, de acuerdo al cronograma elaborado por el equipo de Juntos por el Cambio.

Dispuesto a recorrer 30 ciudades en 30 días para dejar de lado la campaña virtual y retomar el contacto con la población tras haber abandonado los clásicos timbreos, el jefe de Estado confía en que este tipo de movilizaciones lo ayudará a alcanzar el balotaje del 24 de noviembre

Deje un comentario