Como cada primer sábado de mes, un puñado de vecinos autoconvocados salió a la ruta nacional N° 7 para visibilizar su pedido. Desde hace 5 años solicitan la concreción de la obra prometida

Sesenta meses encontrándonos en la ruta, 60 meses compartiendo una hora de nuestras vidas, 60 meses defendiendo la vida”: parte del mensaje que ayer compartió Judit Trosman, una de las impulsoras de la movida que desde hace más de 5 años llevan adelante los vecinos de Laboulaye en reclamo por la construcción de la autovía o autopista ruta 7.

Son un puñado de vecinos y referentes institucionales que no han permitido que les gane el desgaste o la falta de respuesta. Al contrario, más fuertes que nunca siguen saliendo a la ruta cada primer sábado de mes para visibilizar su reclamo.

Paralelamente, a través de la plataforma Change.org, siguen juntando firmas para que el Estado nacional finalmente cumpla con la promesa de reconstruir esta ruta, considerada el más importante corredor bioceánico del país.

Junto a Judit, otro puñado de vecinos que asumieron el compromiso de ponerle voz al reclamo. Y no hay inclemencia de tiempo que los pare.

Judit, Virginia, Claudia, Jorge, Marcelo, Sergio, Verónica, Ludmila, Eugenia, Gabriel, Ernesto, Viviana, Guido, los Bomberos Voluntarios, integrantes del Club Atlético Huracán y la Policía Caminera volvieron a decir presente ayer a las 15 horas en la ruta nacional N° 7, en el acceso a Laboulaye.

Pacíficamente y portando las banderas con el reclamo, se acercan a cada vehículo que transita por el camino y entregan un panfleto.

“Es nuestra salida número 60. Son 60 meses en la ruta visibilizando el reclamo de autovía ruta 7, bajo el lema ‘basta de muerte, autovía o autopista en reemplazo de la ruta en toda su extensión. Hago siempre esta mención ‘en toda su extensión’ porque las obras, o al menos el movimiento de tierra, se ve únicamente en cercanías de Capital Federal”, relata a Puntal Judit.

Trosman vuelve a recordar que el presidente Macri, cuando visitó Laboulaye en campaña, se comprometió a haber las obras. “Nosotros ya teníamos casi dos años de reclamo (en ese momento) y él se comprometió a hacer las obras. Pero cuando asumió hizo los anuncios del Plan  Federal de Autopistas, y el tramo de la ruta 7 era únicamente para provincia de Buenos Aires”.

“Son 5 años de mucha indiferencia no sólo de los funcionarios y de la clase política en general, todos vienen de visita o de campaña, sino también de la propia comunidad que no se ha sumado”, se lamentó.

Pero aún así, Judit asegura que hay un puñado de personas comprometidas con esta causa. “No  hemos bajado los brazos y no los vamos a bajar porque amamos la vida”.

En un año electoral, esta vecina señala que no fueron muchos los candidatos que visitaron la zona, pero quienes sí lo hicieron se reunieron en mesas chicas, sin escuchar a los vecinos. “Desgraciadamente para los cordobeses de capital o  Capital Federal, el sur de Córdoba termina en Río Cuarto. Este sur-sur no existe, no está en agenda. No aportamos muchos  votos, por eso no hay promesas”.

Asegura que cada nueva muerte en la ruta causa dolor e indignación, pero a su vez fortalece para seguir luchando. “Sabemos que si dejamos de salir a la ruta, de la 7 no se habla más y para nosotros es la vida”, finalizó Judit.

Deje un comentario