Esta pequeña localidad del norte de Punilla no sólo se caracteriza por sus bellos paisajes, sus atractivos complejos recreativos y de entretenimientos, las señoriales casonas y las hermosas colonias de vacaciones.

Es que además, por su ubicación estratégica a 1200 metros de altura, sobre el cordón montañoso de las Sierras Chicas, Los Cocos es el lugar ideal para que el sol dibuje magníficos atardeceres en cualquier época del año.

La genial fotografía de Mario Tizón confirmó hoy que en este pueblo turístico, el astro rey se convierte en un artista increíble y con sus rayos dorados tiñe de naranja hasta el cielo celeste y la verde naturaleza autóctona, conformando un espectáculo inigualable para el ojo humano.

Deje un comentario