El 19 de abril de 1995 el Poder Ejecutivo Nacional promulgó la Ley Nº 24.484 que habilitó la apertura de la tercera casa de altos estudios pública en territorio cordobés. Fue el primer paso de un proyecto institucional que, 24 años después, transformó la ciudad y la región.

Desde su creación, la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) puso en marcha un plan de desarrollo académico, organizacional y edilicio que la posicionaron como referente dentro del sistema universitario argentino.

Bajo la premisa de formar profesionales críticos y ciudadanos comprometidos con las realidades propias del interior profundo, asumió un rol protagónico para garantizar el acceso a la formación superior y potenciar el desarrollo humano, económico, cultural y social de la región.

Su presencia en Córdoba, Villa del Rosario y San Francisco, la convirtió en la casa de altos estudios de todos y de todas, en un espacio de puertas abiertas al servicio de los sueños, las esperanzas y los proyectos de vida de miles de familias que llegaron por primera vez a la Universidad.

“Somos el resultado de un grupo de villamarienses que creyeron que lo utópico podía hacerse realidad y que una Universidad enclavada en el interior del interior era posible. Ese legado comunitario y esa capacidad de generar consensos y pensarnos colectivamente nos permitieron consolidar una institución que hoy produce conocimiento, garantiza calidad académica, promueve la movilidad social y avanza en el reconocimiento de derechos, aún en un contexto de crisis y de dificultades para la educación pública”, resaltó el rector Luis Negretti.

Este nuevo aniversario proyecta a una UNVM fortalecida en su madurez, construyendo nuevos puentes y conquistando horizontes. Pese a restricciones presupuestarias, cuestionamientos e intentos de desprestigio, proyecta su futuro desde la justicia social y la necesidad de hacer efectiva la igualdad de oportunidades.

Más de 35 carreras de grado y de posgrado, más de 30 mil metros cuadrados de moderna infraestructura, más de 1200 docentes y no docentes, 4200 graduados y 12000 estudiantes provenientes de distintos puntos de la provincia de Córdoba y del país, dan cuenta del crecimiento sostenido de la Nacional de Villa María. No obstante, estas cifras no serían nada sin el reconocimiento de una comunidad que la defiende, la interpela, se apropia y siente orgullo.

En el marco del año del 70º aniversario de la gratuidad universitaria en Argentina y a poco de integrarse definitivamente al ejido urbano de la ciudad con la apertura del boulevard España, los 24 años de la UNVM marcan un nuevo tiempo para la educación pública porque aún queda mucho camino por recorrer, deudas históricas que saldar y nuevas historias que escribir.

Deje un comentario