Desde que comenzó a funcionar en 2017, la planta de reciclaje de esta ciudad ya procesó más de 25 toneladas de plástico, 3 de papel y 2 de vidrio que se recuperaron de la basura que generan los vecinos de Mina Clavero.

fue clave para este éxito la existencia de los más de 50 puntos verdes de recolección para estos materiales en toda la ciudad.

“hacemos de nuestro lugar un lugar más sano para nuestros vecinos y turistas pensando siempre en la sustentabilidad y el medioambiente”, destacó el titular del departamento ejecutivo Claudio Manzanelli como balance de esta exitosa experiencia de protección ambiental.

Deje un comentario