Stan Lee creador de muchos de los personajes del universo Marvel, murió la mañana de este lunes, cuando fue trasladado de su casa de Hollywood Hills al hospital donde falleció tiempo después de una lucha contra varias enfermedades que padeció el último año como la neumonía y la falta de visión.

A Stan Lee se le atribuye la creación de personajes Marvel tan icónicos como Spider-Man, Iron Man, Capitán América, Hulk, Los Cuatro Fantásticos, X-Men, Guardianes de la Galaxia, Thor o Doctor Strange, entre otros. Como escritor y editor, Lee fue una figura clave en el éxito de Marvel Comics en los años sesenta. Colaboró con artistas de la talla de Jack Kirby y Steve Ditko, para crear algunos de los superhéroes más recordados de la historia del cómic.

Si bien ya existían superhéroes antes de Stan Lee, su gran aportación a la historia del cómic fue la de añadir una capa de complejidad a sus personajes, haciéndoles más humanos que nunca. De esta manera, personajes como Spider-Man dejaban de ser héroes arquetípicos, sino personas de carne y hueso, con sus inseguridades y preocupaciones comunes, como el amor o el dinero.

Con la llegada del nuevo milenio, muchos de sus superhéroes saltaron a la gran pantalla, convirtiéndose en personajes reconocibles también para el público más joven. Alrededor de superhéroes como Iron Man, Thor, Hulk o los Guardianes de la Galaxia, entre otros, se creó el Universo Marvel, una de las sagas cinematográficas más exitosas y rentables de las últimas décadas. Y, por supuesto, la mayoría de estos filmes tenían un rasgo común: Stan Lee aparecía siempre en algún cameo.

 

 

Deje un comentario