Más de 330 bomberos ya pasaron por el gran incendio desatado hace cinco días en una planta de maní en Alejandro Roca y las tareas siguen en el lugar para poder extinguirlo en su totalidad.

El fuego está circunscrito y controlado en la celda que contenía cerca de 20 mil toneladas de maní, que comenzó a ser retirado con camiones desde el fin de semana.

Federico Machuca, jefe de Bomberos de Alejandro, explicó que hasta el martes ya han intervenido más de 330 personas de 63 cuarteles pertenecientes a distintas regionales de la provincia.

«Trabajan durante 12 horas y se relevan debido a que el trabajo que se realiza es muy agotador», indicó.

El complejo incendio se declaró en las últimas horas del viernes pasado en la planta de «Golden Peanut and Tree Nuts».

Deje un comentario