Aunque se logró un importante avance, en el orden del 40% de los lotes planificados para la siembra en la zona núcleo, los excesos de agua complicaron lo planificado en varias zonas y finalmente los productores no podrán concretar su siembra. La disminución respecto a la campaña anterior sería entre el 10 y el 20%. El norte bonaerense y el sur de Santa Fe son las regiones más comprometidas.

La falta de piso para concretar la siembra tiró por la borda la planificación de muchos productores que iban a apostar al cereal y hoy las intensiones de siembra no son alentadoras dentro de la región núcleo.

Las variedades de ciclos largos se alejan de su fecha óptima de siembra. En esta semana, los relevamientos sobre las intenciones de trigo que realizó la Bolsa de Comercio de Rosario señalan por unanimidad reducción del área triguera, que estará en el orden del 10 al 20% respecto a las 4,6 millones de hectáreas sembradas el año pasado.

Por su parte, el sector cordobés tomó la delantera con la siembra. Se avanzó allí con el 50% del total intencionado. Le sigue el centro-sur de Santa Fe con el 40% de la superficie. En el resto se avanza lentamente sobre los lotes que se fueron acondicionando. Los lotes que se bajan ya se anotan para sumar al maíz.

Maíces tardíos, los primeros rindes lejos de lo prometido
Lentamente, empiezan a desvelarse los resultados de los maíces de diciembre. El avance de cosecha, un 25% de la superficie levantada, muestra resultados que fluctúan en 50 qq/ha. En general, estos resultados se están dando en el área de sur de Santa Fe donde más se está adelantando la colecta. El Trébol es la punta de lanza de avance de trilla, con un 70%. En el resto de la zona núcleo seguirá la espera unas semanas más para conocer los resultados. De los maíces tempranos, la región lleva cosechada un 86% de la superficie. Los últimos lotes levantados no presentan los buenos resultados que venían obteniéndose. El promedio se afianza en los 90 qq/ha.

Fuente: Todo Agro

Deje un comentario