«La población adolescente es la más postergada por las políticas públicas de promoción de derechos”

Es una de las conclusiones a las que arribaron agentes multidisciplinarios de atención primaria a la salud, tras la disertación sobre “Violencia en el Noviazgo” presentada por coordinadores del Programa Construyendo Igualdad de Género del Defensor del Pueblo.

Interpelado por esta problemática, el personal de salud analiza articular acciones y estrategias de intervención desde sus respectivos espacios de trabajo.

Días atrás, la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Córdoba participó como disertante, en el Curso de Capacitación sobre “Violencia Familiar” organizado por la Dirección de Atención Primaria de la Salud (DAPS) de la Municipalidad de Córdoba, dirigido a todo su  personal.

En la ocasión, Paola Nicolás y Germán Romero integrantes del Programa Construyendo Igualdad de Género, en articulación con el Instituto de Estadísticas del Defensor del Pueblo (INEDEP), presentaron los resultados de la encuesta sobre “Violencia del Noviazgo” realizada durante el 2013 en la ciudad de Córdoba.

El abordaje incluyó los principales conceptos vinculados a la problemática, datos descriptivos de la particular expresión de la misma en la ciudad, como así también sugerencias de intervención, principalmente en materia de políticas públicas.

Estos ítems fueron acompañados con frases, ideas y anécdotas que la Defensoría recuperó de los talleres sobre violencia en el noviazgo llevadas adelante con adolescentes en distintos puntos de la Provincia. Así, la palabra, las vivencias de los chicos y chicas, tuvieron un rol protagónico.

Conclusiones del encuentro

Las y los participantes –médicos/as, psicólogos/as, trabajadores/as sociales- se mostraron consustanciados/as en el tema y realizaron sus aportes, generando así una instancia de análisis y reflexión que puso de relieve a la violencia como un problema presente en la adolescencia que debe ser ubicado en la agenda pública con un abordaje urgente en clave de prevención.

Asimismo, señalaron que el diseño de estrategias de intervención debe tener en cuenta de manera relevante e ineludible, los factores de riesgo relacionados con esta problemática, así como las características esenciales de la población adolescente.

Por otra parte, coincidieron en que es preciso reconocer qué ámbitos convocan a las y los adolescentes, por donde circulan sus deseos, a fin de promover desde allí su participación, pensar las estrategias de intervención y desplegar las articulaciones entre grupos, organizaciones e instituciones idóneas para su abordaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *