La demagogia es el placebo más caro para la sociedad. Gobernantes irresponsables hacen gala de su hipocresía mintiéndoles y engañando a los ciudadanos sobre la defensa de sus derechos.

Buscan el aplauso rápido y fácil, después dejan activada la bomba que estallara más adelante frente a los ojos de la misma gente a la que le mintieron, y seguirán mintiendo y falseando la realidad para no asumir su responsabilidad.

Miles de personas verán que la acumulación de demagogia produce que después no haya recursos suficientes para atender las necesidades de ciudadanos que buscan tener un hospital, una escuela, un parque, un centro de deportes, calles e iluminación y transporte de calidad.

El reciente juicio que condena a la Municipalidad de Córdoba por tarifas no aplicadas en la gestión de Luis Juez como intendente municipal, es la expresión palpable de la irresponsabilidad de un personaje que tanto daño le hizo a Córdoba y sus ciudadanos.

El no deja aun de persistir en su raid de mentiras y engaños, todos son malos, ahora la justicia que condena a los cordobeses también es la culpable, todos son culpables menos el en su afiebrado pensamiento e incontrolable lengua.

Todos son culpables menos él. Todos deberán pagar 130 millones de pesos por su demagogia e irresponsabilidad.

Todos, todos los días padecen sus actos que parecían pícaros y simpáticos, nombramientos irresponsables de personal, avivadas en el precio del transporte, etc. La demagogia cuesta caro, está a la vista, y el mayor precio es la perdida de fe en el sistema de relación entre los actores sociales, entre los ciudadanos y su municipio. La demagogia cuesta caro y todos la pagamos.

Manuel Alberto Giménez UCR Comité Central de la Provincia de Córdoba

Deje un comentario