El jueves de la semana pasada,  se autoconvocaron los docentes y expresaron su malestar por la paralización de los trabajos hace ya dos meses. Advirtieron que no están dispuestos a dictar clases en aulas precarias y sin comodidades el año que viene

Docentes del Ipet Nº 255 de esta ciudad manifestaron su malestar y preocupación ante la demora de la obra del nuevo edificio que los obligó durante todo este ciclo lectivo a dictar clases en aulas improvisadas, advirtiendo que no están dispuestos a que se repita esta situación en el año 2013.
Tras una convocatoria realizada vía telefónica, el jueves por la mañana, un 80 por ciento de los docentes se reunieron y junto al director, Jorge Fiezzi, analizaron la paralización de la obra, hace ya dos meses.El director se refirió al malestar existente en el cuerpo docente, sosteniendo que son varios los reclamos que se vienen acumulando sin obtener respuestas.“Estamos muy preocupados por la paralización de la obra. Desde el 15 de octubre no se hace nada. Hemos estado dando clases en aulas móviles y en otras que se improvisan dentro de los talleres, donde hay amoladoras, máquinas de soldar y todo tipo de herramientas. Y en los días de mucho calor, bajo un árbol hemos dictado clase. Además, cuando llueve no hay dónde caminar ni transitar por el patio”, sostuvo Fiezzi.

Cabe destacar que en el mismo predio donde se levanta el nuevo edificio, están repartidas las aulas móviles y los pocos espacios habilitados para trabajar.

Cuando ya finalizó el ciclo lectivo, los docentes decidieron reunirse y dejar sentado en un documento su preocupación por la demora en la obra del nuevo edificio que construye la Provincia. “Mientras la obra estaba en marcha los docentes trabajaron y estaban de acuerdo porque se veían avances. Cuando en octubre se paralizó, generó desazón y angustia”.

El director informó sobre las gestiones que realizó durante todo este año: “Ahora el legislador (Norberto) Podversich me dijo que hay una partida asignada de 13 millones de pesos para el 2013 para la continuación de la obra. Pero la realidad hoy es que está todo parado y tapado de yuyos”.

Tras finalizar la reunión -de la que tomó parte la delegada regional de la Uepc-  los docentes decidieron elevar un documento dejando constancia de su malestar. Debido a  que en la Provincia la mayoría de las reparticiones están en receso, el escrito se entregará a las autoridades locales y representantes de instituciones carlotense, para luego elevar una nota a Córdoba.


Desánimo

“Veremos cuando regresemos el 15 de febrero cómo sigue y si realmente se cumple con esto que dicen, que en ese mes se inician las obras. Lo cierto es que los docentes no estamos dispuestos a seguir trabajando así”, se lamentó Fiezzi.

Consultado sobre qué porcentaje de avance muestra el nuevo edificio sostuvo: “Lo único que se ha hecho y que están casi terminados son dos dormitorios de la residencia estudiantil, pero faltan los sanitarios. Y en la parte del frente se han clavado los pilotes de la fundación, pero ahí quedó todo”. Cabe recordar que las tareas dieron inicio en agosto de 2011, y según el tiempo estimado en el primer semestre de 2013 debe estar terminada. “Pero al paso que vamos, esto es casi imposible de pensar que ocurra”, sentenció Fiezzi.

La empresa Hinsa, encargada de los trabajos, se retiró argumentando una abultada deuda no saldada por parte de la Provincia.

En lo que va del año, éste es el tercer reclamo que se realiza desde el colegio.

Deje un comentario