Cortes de luz, caída de ramas y árboles, y anegamientos, fueron algunos inconvenientes que trajeron consigo las fuertes ráfagas que acompañaron a la tormenta que, el lunes, se desató en La Carlota.

Como ya dijimos, el fenómeno se declaró alrededor de las 16 en momentos en que fuertes vientos soplaban del sector sur. La tormenta precipitó una decena de milímetros de agua que, sumados a otro tanto caído por la mañana, sumaron más de 35 hasta la tarde noche. Lo cierto es que tras el paso de las fuertes ráfagas, el personal de Bomberos, de la Municipalidad salió a la calle para asistir los distintos incidentes provocados por el fenómeno. También las cuadrillas de Epec, que trabajaban contrarreloj en la tarde para restablecer el servicio de energía eléctrica a los vecinos que se vieron afectados por los cortes. Cabe destacar que los desagües de la ciudad funcionaron a la perfección y que no debió evacuarse a ningún vecino.

Luis Ledesma

Luis Ledesma, empelado del circuito de Central Argentino de la ciudad, en diálogo con FM Estrella refirió: “hay cables tirados por todas las calles de la ciudad. Los desastres que ha ocasionado esta fuerte tormenta para EPEC, la Municipalidad y para nosotros fue bastante bravo.

La calle Nicanor López y 11 de diciembre es un sector bastante complicado. Allí cayó un árbol de gran porte y trió tres postes, más todo el cablerío que hay… Hace tiempo que no trabajamos tanto por una tormenta así. Tuvimos un gran corte en la calle Rodríguez, todo lo que es Vélez Sarsfield al norte, Hipólito Irigoyen, también tuvo un corte grande, en la calle Juárez Celman… también cayó un árbol y tuvimos 100 metros tirados en el suelo”.

Ledesma agregó: “Todavía hay cables tirados en la calle Pacífico… ya levantamos algunos cables de bajada, pero por ahí hay gente que aún no avisó, por eso, que lo haga así tomamos nota.

Como uno de los factores que fomentan los destrozos de las tormentas, Ledesma añadió: “Acá tenemos una arboleda muy grande que cae y tira 100, 150 metros de cable. Todos los cables cortados han sido por los árboles. Cada mil metros llega una fuente de alimentación para alimentar el sistema de amplificación que tenemos nosotros”. 

Deje un comentario