A tres semanas de asumir, los nuevos intendentes se encuentran con abultadas cuentas por afrontar que no están contempladas dentro de las actas de transferencia. Laborde acumula U$S 2,5 millones; Ucacha, 2,7 millones de pesos; Las Perdices, $ 1,2 millón, entre otras. Hay dificultades para pagar sueldos y aguinaldos.
A poco de asumir en sus cargos, varios intendentes de la zona afrontan serios problemas financieros con deudas millonarias que heredaron de sus antecesores, situación que deriva en atrasos en el pago de sueldos y la imposibilidad de ejecutar alguno de los proyectos prometidos en sus plataformas.

Sumado a ello la caída que por estos meses se registra en los ingresos por tributos y la demora en la llegada de fondos de parte de la Provincia.

Laborde, Villa Huidobro, Las Perdices, Ucacha, La Carlota y Chaján afrontan serios desfasajes financieros producto de deudas contraídas por las anteriores gestiones y que no fueron debidamente informadas en las actas de transferencia entregadas a los nuevos gobiernos.

Intendenta de Laboulaye

En Laborde, la gestión saliente anunciaba un superávit de 400 mil pesos, pero tras asumir María Elisa Vidal se encontró que la deuda existente supera ampliamente dicho monto. Según indicó, hay 2 millones de dólares de un crédito que data del año ’97, del cual sólo se abonó la mitad quedando por cancelar el resto más los intereses acumulados.

Así también hay numerosas deudas con proveedores y prestadores de algunos servicios.

Intendente de Villa Huidobro

A menos de un mes de asumir, Silvio Quiroga, actual intendente de Villa Huidobro, trazó un crítico panorama financiero municipal.

Deudas con proveedores, la existencia de una importante cantidad de cheques con pagos diferidos que superan los 900 mil pesos, además de encontrar un parque automotor totalmente deteriorado y el Hospital con carencia de material básico.

Ante este panorama, el intendente advirtió que no se haría la tradicional Fiesta del Trigo, que este año cumpliría sus 52 años. “No estamos en condiciones de gastar 300 mil pesos en este encuentro”, sostuvo.

El pago de sueldos y aguinaldos se realizó echando mano a los recursos disponibles por ingresos. A su vez el intendente ya hizo gestiones para lograr ATP o ATN que le permitan equilibrar en parte las finanzas.

En Las Perdices, para el actual gobierno las cosas no son mejores. Así lo hizo saber el intendente Víctor Falvo a poco de asumir, el Municipio atraviesa una difícil situación económica. “Tenemos por horizonte poder pagar los sueldos de noviembre esta semana y luego abocarnos a pagar los aguinaldos y los sueldos de diciembre, de esta manera es muy difícil”, expresó.

Intendente de Las Perdices

Ante esta situación, reina incertidumbre por parte de los trabajadores municipales, luego que el propio intendente Falvo a pocas horas de asumir reconociera que el Municipio “debe más de 1,2 millón de pesos a proveedores”.

Es así que se comenzó a negociar con los proveedores para pactar distintas modalidades de cancelación de deuda. No obstante, la prioridad será pagar los sueldos de los empleados.

“Tenemos como urgencia los aguinaldos y los sueldos de diciembre. Tendremos que tener paciencia”, repitieron.

A poco de asumir y comenzar la revisión de las cuentas, el intendente se encontró con deudas no declaradas en el acta de transferencia, situación que condiciona la ejecución de obras. “Primero, atender cuestiones sociales impostergables como el Hospital, el geriátrico, la casa de abuelos y los jardines, y después seguiremos con las obras de cordón cuneta y consolidado de calles”, señaló.

La gestión del kirchnerista Javier Paulucci, en Ucacha, comenzó también con dificultades y, según informó al Concejo Deliberante, hay deudas no declaradas por un monto superior a los 2,7 millones de pesos heredados de la anterior gestión.

EN NUESTRA CIUDAD

Intendente de La Carlota

Fabio Guaschino, actual intendente de La Carlota, afronta serias dificultades para el pago de salarios, situación que ya venía reiterándose en los últimos meses de gestión del ahora legislador provincial Javier Pretto.

El Municipio de Chaján se quedó desde hace dos semanas sin teléfono por falta de pago, situación que evidencia a las claras cuál es el panorama económico comunal. A su vez, el intendente Ricardo Reynoso sostuvo que fueron devueltos al Municipio gran cantidad de cheques por falta de fondos.

La lista de municipios con sus cuentas en rojos continúa, y coinciden en que se trata de aquellas gestiones donde hubo cambio de gobiernos. En Berrotarán el déficit financiero sería de alrededor de 600 mil pesos, y en Alcira Gigena siguen repasando las cuentas para determinar cuál es la real situación comunal.

Un 2012 ajustado

Con estas realidades económicas, los municipios avizoran un 2012 de serios ajustes financieros y muy escasos ingresos.

De enero a marzo deberán pilotear las administraciones con muy escasos ingresos, ya que durante estos meses el ingreso por tasas municipales es muy bajo. Saben que dependerán de los recursos coparticipables, que en algunos casos vendrán con recortes producto del descuento de deudas contraídas por la Provincia.

Paralelamente van diagramando sus nuevos presupuestos, en los cuales la mayoría ya contempla incremento de las tasas que van desde el 15 al 30 por ciento, así también moratorias a través de las cuales pretenden mejorar los ingresos comunales.

Deje un comentario