Para finalizar las 36 casas inconclusas del Plan Tu Casa hace falta $ 1,8 millón, monto que surge de un relevamiento y comparación de cifras realizada entre el intendente Javier Pretto y los adjudicatarios.

Los vecinos, que desde el lunes permanecen acampando en las puertas del Municipio, finalmente el martes lograron su objetivo, que era dialogar con el intendente y reclamarle que intervenga en el conflicto planteado ante la paralización de las obras en una treintena de casas que debían ser entregadas en diciembre por la empresa Palmero.

Desde muy temprano, Pretto, se reunió con los vecinos y comenzaron a realizar un relevamiento sobre el estado general de las obras. También participaron de la tarea técnicos y profesionales que asesoran al Municipio.

De las 79 casas que conforman el Plan Tu Casa, financiado con créditos individuales del Banco de Córdoba,  sólo 40 están entregadas y las restantes esperan por su conclusión. Sobre éstas se centró el análisis realizado ayer con las autoridades municipales. “Los adjudicatarios que no tienen la casa son 36, más otros dos de los cuales no tenemos datos”, señaló uno de los vecinos autoconvocados.

De acuerdo con los cálculos surgidos, se necesita estimativamente $ 1,8 millón para concluir las unidades.

A su vez, también se realizó un relevamiento del dinero que se dispone en el banco para continuar las obras, señalando que hay alrededor de $ 900 mil, a lo que restaría negociar con la entidad financiera la posibilidad de dar algunos intereses punitorios con lo cual se llegaría a cubrir el monto necesario.

“Estamos gestionando poder hablar con la gente del banco (de Córdoba) para revertir algunas situaciones que vemos en la operatoria. Al mismo tiempo ver si existe la alternativa de que el Municipio con una cooperativa de trabajo pueda reencauzar la construcción”, dijo Pretto.

La situación de la empresa

El intendente, al ser consultado por si la empresa Palmero ya anunció su retiro del obrador, señaló: “Hemos dialogado y lo que nos dijeron es que en realidad han parado las tareas hasta tanto se llegue a alguna solución. Lo que pasa es que el banco, ante los atrasos en las construcciones, fija penalidades y eso complica aún más la situación que tiene financieramente la empresa”.

Mientras se evaluaban números y se esperaban respuestas por parte de las autoridades, los vecinos autoconvocados continuaban ayer en vigilia en la puerta del Municipio, ya no en gran cantidad, pero manteniéndose algunos allí para seguir negociando.

Según se pudo saber, también se pretendía mantener alguna reunión con funcionarios del Gobierno de la Provincia, con la intención de ver si se consigue alguna ayuda.

“Estamos gestionando reunirnos con el presidente del banco y hablamos con el viceministro de Gobierno para plantear el tema y en virtud de eso vemos cómo seguimos. Los adjudicatarios han hecho un relevamiento, pero tiene algunas diferencias con los números que nosotros tenemos, por lo que creemos que debe sumarse el banco al análisis y encontrar así una salida”.

Cómo continuar

Cabe aclarar que los adjudicatarios vienen abonando las cuotas del crédito tomado en el Banco Provincia de Córdoba, pero la mitad de ellos aún no viven en las casas puesto que las mismas están inconclusas.

El malestar de los vecinos hacia el Municipio, particularmente hacia Javier Pretto, se fundamenta en que señalan que el intendente fue quien llevó la empresa a la localidad, gestión que en realidad se acordó con la entidad bancaria.

Mientras se esperan respuestas en lo que respecta a los fondos necesarios para las obras, también se evalúan cómo se retomarán las tareas. Como alternativa surge la posibilidad de contratar a una cooperativa de trabajo, conformada por albañiles carlotenses, que ya está ejecutando viviendas para los inundados.

Deje un comentario