AHORA

Alcohol: si complica la vida, es adicción

Cuando el consumo de alcohol interfiere en la vida laboral y familiar, la salud, el sueño, las responsabilidades o el esparcimiento, se transforma en un problema de dependencia.

  Tomar una cierta cantidad de vino cada dí­a se considera inofensivo y hasta saludable. Pero cuando el consumo de alcohol complica la vida laboral y familiar, la salud, el sueño, las responsabilidades o el esparcimiento, se transforma en un problema de dependencia. Se considera que una persona es alcohólica cuando el alcohol interfiere en su vida.

Límite diario recomendado de alcohol
Para el hombre Hasta 2 medidas
Para la mujer Hasta 1 medida
Embarazadas y niños Ninguna

 

Una medida de bebida alcohólica equivale aproximadamente a:
• 1 vaso de vino (150 cc)
• 1 lata de cerveza (350 cc)
• 1 copa de sidra (150 cc)
• 1 copa de champagne (150 cc)
• 1 medida de whisky (50 cc)

En nuestro país el consumo de alcohol es la causa del 37 por ciento de los accidentes de tránsito en hombres, y del 47 por ciento de los homicidios y agresiones. Por cada persona dependiente del alcohol hay otras seis, incluyendo niños, que sufren a su alrededor.

En cuanto a la salud, el abuso de alcohol puede producir cirrosis de hígado, pancreatitis, daños al cerebro, las arterias y el corazón. Aumenta el riesgo de tener hipertensión, infarto, enfermedades cardí­acas, algunos tipos de cáncer, accidentes, situaciones de violencia y nutrición deficiente.

Recientes investigaciones aseguran que beber alcohol en forma moderada puede asociarse con un menor desarrollo de enfermedades cardí­acas. De todos modos, no se recomienda comenzar a beber alcohol por esta razón.

No mirar para otro lado

Existen ciertas señales que indican que una persona está teniendo problemas con el alcohol. Si usted o algún familiar o amigo presenta alguno de estos problemas, no deje de consultar a un profesional o grupo de autoayuda:  

* Beber para enfrentar los problemas.
* Beber solo a escondidas.
* Buscar excusas para beber.
* Necesidad de tomar todos los días «para funcionar».
* Negar el consumo en exceso y enojarse al ser cuestionado.
* Incapacidad de reducir o dejar de consumir alcohol.
* Malos hábitos alimentarios.
* Apariencia descuidada.
* Comportamientos violentos, extraños o inesperados.
* Síntomas somáticos persistentes sin causa aparente.
* Temblores en las manos, especialmente por la mañana.
* Úlceras y gastritis que no responden al tratamiento.
* Deterioro cerebral orgánico precoz.

Las 7 C del problema del alcohol
1. Siento CULPA por mi manera de beber.
2. Recibo CRÍTICAS.
3. Trato de CAMBIAR de bebida.
4. Trato de CORTAR lo que tomo.
5. Busco CONSUELO.
6. Busco CALMARME.
7. Tomo una COPA matinal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba