PASAR BIEN EL VERANO

¡Que calor!

Tanto calor a veces saca el hambre. A veces.
Aprovechemos la situación para consumir más frutas. Para eso tengan en cuenta algunas cuestiones.

• Es recomendable consumir las frutas lejos de las comidas principales, porque la fibra que contienen pueden dificultar la asimilación de los nutrientes.
• Es mejor consumir las frutas frescas, sin otros alimentos.
• No hay que abusar de los jugos de frutas ácidas.
• Las frutas cítricas deben consumirse, en lo posible, antes de las 2 de la tarde.
• Las frutas dulces se pueden consumir a cualquier hora del dí­a.
• Todas las frutas deben masticarse bien.
• Deben consumirse maduras y en la mayoría de los casos sin cáscaras ni semillas.
• Siempre tienen que estar bien lavadas en agua corriente.
• Se deben comer con el estomago vacío preferentemente, porque la fruta se digiere en el intestino delgado. Si el estómago está lleno, la fruta comienza a fermentar antes de ser digerida.
• Los jugos de frutas se deben consumir frescos lo antes posible, porque cuando se fermentan se transforman en fuente de dolores y malestares. Pueden afectar el hígado y el cerebro.

La Clasificación de Las frutas

• Ácidas: limón, naranja, mandarina, piña, uva. Las frutas de este grupo tienen la propiedad de ayudar a bajar el colesterol y el ácido úrico. Por ejemplo, si tiene altos niveles de colesterol, consuma un limón antes de una comida. Si tiene problemas de ácido úrico, trate de tomar jugo de naranja en ayunas.
• Semiácidas: son más simples que las ácidas. Aquí están durazno, frutilla, damasco, guayaba, mango y lima. Contienen cianuro, son ricas en proteínas de alto valor biológico.
• Dulces: comprenden la cereza, la ciruela, la guayaba, los higos, el níspero, la pera, el melón, la manzana, la papaya, la banana. Son ricas en complejo B12, B15, vitaminas A, C, E. Son compatibles entre sí, excepto la sandí­a. Con esta última se debe tener un manejo especial, ya que cuando se parte, entra el oxígeno a actuar y genera una toxina que está compuesta de cianuro y radicales libres, que termina siendo venenosa para el cuerpo. Por esta razón se sugiere no mezclarla con otra fruta y menos con alcohol.
• Neutras: como el coco, la avellana, las nueces, el maní y las almendras. Son ricas en proteínas, minerales, oligoelementos y vitaminas.

Para cada momento

• En la mañana: consuma frutas ácidas como la naranja, la uva. Las dulces a media mañana o mediodí­a, porque el cuerpo requiere un gran trabajo para digerirlas.
• Al almuerzo: frutas que sean ricas en ácidos grasos (como almendras o nueces) y que no se deben consumir en las noches.
• Al cenar: frutas dulces (papaya, manzana o pera). Jamás se deben consumir cítricos antes de acostarse porque perjudican las células del hígado.

Combinaciones nocivas

• Frutas ácidas y semiácidas.
• Las frutas secas con azúcar producen indigestión.
• Jugo de zanahoria con naranja tiene efectos sobre el sistema renal, produce exceso de bilis y afecta el hígado.
• El limón y la papaya desestabilizan los niveles de hemoglobina y producen anemia.

Tomar un vaso de jugo de naranja por la mañana es la mejor manera de comenzar el dí­a. La vitamina C es también conocida como la vitamina del buen humor y resulta esencial para asimilar el hierro. Todas las frutas contienen vitaminas y minerales que mejoran el ánimo y combaten el estrés. Se pueden comer solas, en jugos o licuados, a cualquier hora del dí­a. El verano es la estación más propicia para aprovechar sus beneficios.

Algunas opciones.

Cóctel de duraznos
Ingredientes: 4 duraznos maduros, 1 taza de leche helada, 2 rodajas de limón, 3 cucharadas de miel, 3 cucharadas de crema de leche, 3 cucharadas de hielo picado.
Preparación: Licuar los duraznos, leche y limón. Agregar la miel, la crema y el hielo. Licuar nuevamente.

Licuado de ananá y zanahoria
Ingredientes: 3 tazas de jugo de ananá fresco, 1 taza de zanahoria rallada. Miel o azúcar a gusto.12 cubitos de hielo.
Preparación: Colocar el jugo de ananá y la zanahoria en la licuadora. Batir a alta velocidad durante 5 minutos. Agregar miel o azúcar y los cubos de hielo. Batir durante 5 minutos más y servir inmediatamente.

Licuado de banana con café
Ingredientes: 4 cucharadas de café, 2 bananas, 400 cc. de leche. Azúcar a gusto. Canela en polvo.
Preparación: Hacer un café medio largo y repartir en 4 copas altas. Batir las bananas con la leche y el azúcar. Verter el licuado encima del café y espolvorear con canela.

Licuado de durazno y melón
Ingredientes: 1 durazno grande, 1/2 melón pequeño. 1 cucharadita de jugo de limón.
Preparación: Pelar el durazno y sacar la pulpa del melón. Pasar por la licuadora y agregar el jugo de limón. Servir frío, decorado con los gajos del durazno o unos trozos de melón.

Licuado de manzana y canela
Ingredientes: 1 manzana en trozos,1/2 cucharadita de canela, 1/2 cucharadita de miel, 2 y 1/2 cucharadas de jugo de limón, agua y hielo picado.
Preparación: Licuar todos los ingredientes, añadir el hielo y volver a licuar.

Licuado de pomelo y miel
Ingredientes: 1 y 1/2 taza de pulpa de pomelo, 1 huevo, 1 cucharada de miel, hielo picado.
Preparación: Licuar la pulpa de pomelo. Agregar el huevo y la miel, volver a licuar. Sumar el hielo y licuar otra vez.

 

 

 

Deja una respuesta