Por Marcelo Irastorza

Como el menemismo en su momento, hoy el kirchnerismo está preparando el terreno para la re-reelección de Cristina Fernández de Kirchner. Un ejemplo de ello es el pronunciamiento de la agrupación de intelectuales Carta Abierta en favor de una reforma constitucional. También hay gobernadores que claman por un tercer mandato de Cristina. “No hay que vedar de antemano. El soberano es el pueblo”, volvió a pedir el mandatario de Mendoza, Francisco Pérez. Hasta Daniel Scioli, quien fue castigado duramente por el poder central por haber expresado su deseo de ser presidente, dio su respaldo: “Si hay una reforma, apoyaré la re-reelección”. Pero, ante la avanzada kirchnerista, la oposición ya organiza un frente contra un nuevo período de Cristina. En ese sentido, el jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, se anotó para liderar esa campaña. En Córdoba, también se alzaron voces en contra. “La re-reelección es una locura”, disparó fiel a su estilo el senador nacional Luis Juez. También el ex gobernador Eduardo Angeloz, quien tuvo que terminar antes su mandato por una grave crisis financiera, le dio un consejo a la Presidenta: “Cometería el mismo error que cometí yo para el tercer gobierno”. Mientras el kirchnerismo fogonea la re-reelección, en Córdoba José Manuel de la Sota profundiza cada vez más sus diferencias con la Casa Rosada con miras al 2015. La foto que el gobernador se sacó junto a Macri, otro presidenciable, irritó sobremanera al gobierno kirchnerista. Tan es así que Cristina encomendó a sus principales espadas lanzar una fuerte ofensiva contra De la Sota. “Se juntó la derecha que llevó al peor desastre del país”, tiró con munición gruesa el diputado K Fabián Francioni. “Quiere ser el Hood Robin del sistema jubilatorio”, descalificó el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, dando a entender que, con la reforma previsional, el gobernador les roba a los jubilados pobres para darles a los ricos. Como lo hizo con Scioli, el kirchnerismo tiene ahora a De la Sota en la mira. Pero, tras la violenta protesta gremial, De la Sota replicó desafiante: “Si dicen ser un gobierno progresista, deberían aumentarles a los jubilados nacionales”.
Hoy todo indica que el peronismo cordobés y el kirchnerismo irán en listas separadas en las elecciones legislativas. El 2013 será clave para una eventual reforma constitucional. Hasta ahora, el PJ de De la Sota pondrá como cabeza de la boleta de diputados al ex gobernador Juan Schiaretti, en tanto que los K jugarán con la rectora Carolina Scotto. También suena como posible candidato Alberto Cantero. En la UCR, hay tres nombres en danza: el diputado Oscar Aguad, que primero tiene que sortear una prohibición de la carta orgánica partidaria; el jefe del bloque, Luis Brouwer de Koning; y el titular de la UCR de Córdoba, Alberto Giménez. Pero también se habla de Miguel Abella y Benigno Rins. En tanto, en el Frente Cívico, donde existe una fuerte disputa entre Marcelino Gatica y Roberto Birri, insisten para que Juez, quien quiere ser gobernador, encabece la lista. La batalla política entre la Provincia y la Nación también divide las aguas a nivel local entre delasotistas y kirchneristas. Tras el cruce verbal de los jóvenes de La Militante con los de La Cámpora, se sumaron duras críticas de las agrupaciones kirchneristas. “De la Sota es un resabio del neoliberalismo”, catalogaron los K. “Ellos tienen que entender que es el líder del PJ cordobés”, replicaron los delasotistas. También hubo una referencia a Miguel Minardi, ahora funcionario de De la Sota. “Nos traicionó”, sentenciaron. En medio del fuego cruzado con la Nación, el gobernador dará inicio mañana a las obras de la autovía a Córdoba. Otro paso más en su carrera presidencial.

One Comment

  • diego dice:

    tanto de la sota y los K son de derehca y neoliberalistas…se pelean para ver quien tiene el discurso mas progre…jjejej..indignante…corruptos

Deje un comentario