La Intensa sequía agudizada por las últimas heladas y el fuerte viento, hacen que, ante el menor descuido, se  formen pequeñas llamas que, luego, se transforman en incendios.

En la tarde del lunes desde el inicio de la tarde, Bomberos Voluntarios debieron acudir a siniestros de este tipo. El primero de ellos se registró en un sector de banquinas, de la ruta provincial número 4, a unos 15 km al sur de la ciudad, mientras realizaban la tarea en ese lugar, fueron convocados a la ruta nacional a 8 km 505. Allí en un campo con cosecha de maíz de produjo el incendio en cuestión. A los poco minutos otra llamada alertando a los voluntarios hacia el mismo lugar, ya que el mismo se había ampliado hacia el sur. En total fueron 4 dotaciones las que debieron actuar para sofocar estos incendios que  fueron desde las 14 hasta pasadas las 17 horas.

Deje un comentario