Lo confirmó Ricardo Sosa. El SEP no acató la conciliación y para por 48 horas. Rechazo de la UTS y Médicos Unidos.

Ricardo Sosa. Secretario General de Gobierno

En medio del paro de 48 horas decretado por el Sindicato de Empleados Públicos (SEP), el Gobierno anunció una suba remunerativa de 400 pesos para unos 3.900 profesionales de la salud, aumento que fue rechazado por los gremios por considerarlo insuficiente.

Esta mañana, secretario de la Gobernación, Ricardo Sosa –encargado de llevar adelante la negociación por parte de la Provincia– confirmó a Mitre 810 que la propuesta es un “adicional remunerativo de 400 pesos”. El funcionario precisó que están incluidos en el beneficio los bioquímicos y odontólogos.

“Hay unos 3.900 profesionales de la salud a los cuales les hemos hecho esta propuesta, lo que se llama el grupo 1.Desde el 1º de noviembre se va a liquidar el aumento, eso lo está conversando el Ministerio de Salud”, detalló.

Sosa consideró que la medida de fuerza de hoy será declarada “ilegal, seguramente”. “Estamos en conciliación obligatoria. Habría que indagar la razonabilidad, que creo que va a tener poco acatamiento porque la gente no entiende para qué es este paro”, sostuvo.

Una vez conocido el anuncio, el titular del SEP, José Pihen, dijo que el incremento «es lo que (el Gobierno) puso sobre la mesa en la negociación salvo que no había dicho la cifra exacta”.

“ Creo que es un error grosero, es privilegiar una situación particular por encima del bien general, sin negar que pueda ser necesario, lo que discutimos es que se le da una respuesta a un grupo menor y al resto de los trabajadores se los deja fuera. Nuestra posición no cambia un ápice», agregó.

Carlos Altamirano

Carlos Altamirano, de la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), opinó que la suba «es una risa». «Tiene que ser para todo el sector de Salud, sino no resuelve el conflicto», afirmó.

«El día lunes comienza el paro de nuevo por tiempo indeterminado», advirtió Altamirano al tiempo que calificó a Sosa de «incoherente».

«Le dice al SEP que lo va a sancionar porque se levanta en medio de la negociación para una medida de fuerza, pero a la vez anuncia el aumento antes que finalice la conciliación», argumentó.

«Sigo sin entender por qué se siguen anuncios para la tribuna. Hemos estado dialogando,  nunca nos dieron un porcentaje en concreto y ahora salen con esta risa de aumento y pretenden que nosotros como si nada digamos ´sí´. Es una vergüenza lo que están haciendo”, expresó Rubén Cantero, de Médicos Unidos.

“El monto es absolutamente irrisorio, es inaceptable para cualquiera. A partir del martes empezaríamos medidas de fuerza si no hay una respuesta concreta en la mesa de negociación», dijo.

El miércoles.  La cartera laboral dirigida por Omar Sereno emplazó  a los sindicatos encuadrados en la conciliación obligatoria –que sigue vigente– a que levanten la protesta bajo apercibimiento de declarar la ilegalidad de las acciones de protesta.

“Los intimamos a que cesen en las medidas de fuerza, a que se abstengan de dictar nuevas y a que reestablezcan las prestaciones”, sintetizó Sereno.

Deje un comentario