El viernes por la noche se concretó la Asamblea de los Empleados Municipales presidida por Omar Ochoa, secretario del Sindicato Unidos de Empleados Municipales. Asistieron alrededor de 20 empleados y una empleada manifestó que en la Municipalidad hay un «vaciamiento» y que, en un determinado momento, no podrán cobrar- como corresponde-  los sueldos (en tiempo y forma).

Cabe destacar que la empleada agregó: “nosotros no somos empleados de Pretto, somos empleados del pueblo y el pueblo sabemos que no está aportando mal, está pagando sus impuestos medianamente bien, pero quienes están al frente de la Municipalidad no saben que el sueldo forma parte de las urgencias del municipio”.

Omar Ochoa hizo referencia a la poca asistencia de los trabajadores y resaltó que  los meses de noviembre, diciembre y enero van a ser peores. Después del análisis correspondiente, los empelaron decidieron que enviarán, de nuevo, una nota al intendente para que se respete el pago de los salarios del 1 al 10 de cada mes tal como está convenido.

Justificaron, por otra parte, que ellos son empelados de la ciudad y cumplen con sus servicios y obligaciones trabajando responsablemente y además expresaron que seguirán prestando atención a la situación financiera de la Municipalidad.

One Comment

Deje un comentario