El jueves por la noche los adjudicatarios del Plan Tu Casa y el Intendente Javier Pretto se reunieron después de la circulación de rumores respecto de que las casas no se iban a terminar en las fechas establecidas por falta de dinero. Pretto explicó, en primer lugar, los motivos por los cuales el dinero faltaba: “la provincia había prometido un dinero que, en principio, iba a ser un subsidio, pero que luego terminó siendo un crédito, y que aún debe la segunda cuota de 221 mil pesos. Además nos dio un adelanto de la coparticipación de 300 mil pesos que ya fue descontado todo, por tal motivo hay una necesidad de replantear la situación y la única solución es que ustedes paguen los pesos que deben”.

En lo que refiere a la deuda de los beneficiarios, ésta alcanza un total de 140.000 pesos. Con este dinero el Municipio haría frente en lo inmediato al pago de los obreros de la Cooperativa que son 98.000mil pesos, y al proveedor de las aberturas que son 56.000 mil pesos.

Lo que sí generó cierta incertidumbre es el tema de la no entrega de las aberturas por parte del proveedor, ya que las mismas fueron pagadas en un 70 por ciento y aún no fueron enviadas en su totalidad, ante lo que se planteó el interrogante si se pagaba el resto y se le daba un plazo de 15 días para que las envíe, o bien utilizar ese dinero para comprar las mismas a otro proveedor. Se acordó, ante esto, darle el plazo al proveedor para que envíe las aberturas faltantes, pero que el dinero que se le debe (56.000 mil pesos) se le iba a pagar siempre y cuando se firme un contrato, se presente un garante y se firme un Seguro de Caución, para comprometer la entrega. Otros de los temas fue el dinero que se le debe al proveedor de los materiales, Martínez, que suma un total de 300.000 mil pesos y que si no se salda parte de la deuda no seguirá entregando materiales a futuro. El Intendente expresó que se adeuda 98.000 en pago a los obreros de la Cooperativa de Trabajo, 56.000 mil al proveedor de las aberturas, y 300.000 mil al Proveedor de materiales, lo que suma un total de 447.000 mil pesos. Y al Municipio se le debe 300.000 mil de coparticipación, 221 mil pesos de la segunda cuota del Crédito, y 140 mil pesos por parte de los vecinos, lo que suma un total de 661 mil pesos. El Intendente dijo que si el Gobierno cumpliera y los vecinos también, no estarían ante esta situación de faltante de dinero, “pero no es así, porque el Gobierno nos informó que la segunda cuota del crédito recién se cobraría el año que viene, pero de todas maneras si logramos cobrarle a los vecinos con ese dinero le pagamos a los obreros, y pagamos las aberturas para poder continuar la obra, terminar algunas casas para que el Banco Certifique y haga los desembolsos y así podremos continuar, sino va a ser muy difícil porque nosotros ya no podemos sostener esta situación que como consecuencia nos trae el no poder pagar los sueldos a los empleados, y no poder cumplir con otros compromisos”. Como última solución el Intendente les planteó a algunos de los vecinos que si no se daba lo planteado y los vecinos no pagaban lo que adeudaban iban a solicitar que si querían podían rescindan el contrato con el Municipio y que cada uno se termine la vivienda por cuenta propia.

Deje un comentario