La Delegación La Carlota del Colegio de Abogados de Río Cuarto enviaron una carta al Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba para solicitar que incluya, de manera permanente dentro del Plan de Obras del Poder Judicial, la construcción de un nuevo edificio para la sede judicial de La Carlota.

“Motiva el requerimiento apremiante, el actual colapso de la edificación parte de una antigua clínica ante el incremento de las causas que deben atenderse, sumado a la designación reciente de nuevos empleados y funcionarios, especialmente en el fuero civil.

El problema más serio no deriva exclusivamente de la antigüedad de la edificación y la falta de mantenimiento en cuanto a pintura, sistema eléctrico, humedades, etc., que, en cierta manera han sido atendidos, sino en la escasez del espacio y la falta de servicios esenciales.

Existe un solo sanitario a disposición de quienes concurren a la sede a cualquiera de los fueros. La cuestión se agrava para quienes viajan de distancias considerables y deben permanecer toda la mañana en el lugar. Tampoco existen rampas de acceso de personas con dificultades físicas.

La barandilla única para dos Secretarías y una Prosecretaría Fiscal de más de dos metros de largo, produce habitualmente el amontonamiento y la consecuente incomodidad de quienes realizan trámites. En un mismo y pequeño recinto, al que se accede prácticamente de costado, trabajan dos secretarios civiles, extremo que dificulta la concentración de los mismos. En un lugar originalmente previsto como lugar de paso, desarrollan sus tareas tres Pro Secretarios. Al lado, expuestos al público y, en algunos casos compartiendo el mismo escritorio, tienen que prestar sus servicios los empleados del Juzgado Civil”.

La única sala de audiencias (construida con la colaboración de esta delegación) y a la cual se accede luego de atravesar gran parte de las dependencias del Juzgado, resulta harto insuficiente para las necesidades de la sede, debiéndose decepcionarse audiencias en lugares absolutamente inadecuados.

La Asesoría Letrada, atiende en parte de un pasillo y, para acceder a la misma, debe subirse una escalera tipo caracol no apta para quienes presten inconvenientes de movilidad. En el Juzgado de Menores y Faltas no existe sala de audiencias.

El reclamo no implica el desconocimiento de la preocupación que en los últimos años han tenido quienes integran el Tribunal Superior, quienes nos han recibido personalmente. Y más aún las autoridades locales con quienes a diario intentamos resolver los problemas que se presentan, pero todas las gestiones han resultado insuficientes ante el actual colapso funcional del edifico de Tribunales”.

La carta lleva la fiema del Dr. Damián Petrone (Presidente de la Delegación La Carlota del Colegio de Abogados) y de la Dra. María Fernanda Irazola (Secretaria).

Deje un comentario