Gran sorpresa generó en Reducción el hallazgo de huesos el miércoles a la mañana, cuando personal de la Cooperativa Eléctrica local procedió a trabajar en la reparación de un caño de agua averiado.

El inesperado hecho se produjo frente al Salón Municipal del Peregrino, sobre calle Pedro Ignacio Guzmán, a media cuadra de la plaza principal, confirmó el comisario mayor César Seimandi.

Por su parte, personal de Bomberos de Alejandro Roca, presentes en Reducción, dijeron que «la cuadrilla de la Cooperativa excavó poco más de un metro cuando se encontraron con los restos óseos».

Ante tal hallazgo, la Policía le dio intervención a la fiscalía de nuestra ciudad y se aguarda que los huesos sean analizados por peritos judiciales para determinar a quién pertenecen.

Por el momento hay que esperar, pero todo hace suponer que son restos humanos, falta determinar la tarea.

Deje un comentario