Transcurrieron 5 años desde que el OCCOVI prometió mejoras para el camino pero nada se hizo. El trazado está muy deteriorado entre La Carlota y Reducción. En Holmberg, la cinta asfáltica muestra profundas ondulaciones. Además en varios accesos a pueblos se espera por la construcción de dársenas
La ruta 8 sigue siendo motivo de cuestionamientos porque el deterioro avanza, las obras prometidas por el OCCOVI -hace ya cinco años- no se realizaron y hay sectores donde el pavimento está repleto de baches u ondulaciones.

A ello se suma los reiterados reclamos de aquellas poblaciones que tienen su acceso principal por este trazado y piden la construcción de dársenas para evitar accidentes, sin que hasta el momento obtengan tampoco respuesta alguna.

Haciendo una radiografía de los sectores más comprometidos se mencionan: los tres tramos en territorio puntano que quedaron sepultados bajo el lodo y agua ante la aparición de un nuevo cauce; así también en proximuidades de Reducción, cruces de Alejandro y La Carlota la carpeta asfáltica está muy deteriorada. En estas zonas, además, hay preocupación por el avance de las cárcavas del río Cuarto que se acercan peligrosamente a la cinta asfáltica con riesgo que una creciente arrase con ésta.

Si bien este camino nacional se encuentra concesionado a una empresa privada, son pocas las obras ejecutadas para mejorarla. El fundamento es que los alcances del contrato existente con el Estado Nacional, mencionan trabajos sólo de mantenimiento y reparaciones, no así de reasfaltados o mejoras más amplias, las que deberían ser hechas por el gobierno nacional.

Accesos peligrosos

El intendente de Las Vertientes Francisco Romero manifestó que hace varios años vinieron altos funcionarios del OCCOVI (Órgano de Control de Concesiones Viales) con las promesas de importantes mejoras para los pueblos ubicados a la vera de la ruta 8.

Entre los principales puntos abordados en aquella reunión, se trató el tema de los peligrosos ingresos a las localidades de Chaján, Suco, Las Vertientes, Las Acequias, Alejandro, Canals, Alejo Ledesma y Benjamín Gould.

Salvo muy pocas excepciones, no hubo grandes avances en las obras prometidas.
“El tema de nuestro acceso al pueblo es una gran preocupación. Viniendo de Río Cuarto en plena recta es imposible frenar porque los camiones que ya viajan a 100 kilómetros están en la cola de tu vehículo y no sabés que puede pasar”.

Al respecto Romero sostuvo que cuando la concesión estaba a cargo de Caminos de América reiteró el pedido para la construcción de una dársena que permita salir del camino principal sin riesgos, pero no logró respuestas.

Luego cuando se hace cargo la actual empresa Corredor Central, reiteró los pedidos, fue atendido muy cordialmente por un funcionario, pero todo quedó en el intento y hasta el momento no hubo más noticias.

Romero dijo que si la empresa le provee el material, pondrá a su disposición o de la misma Vialidad Nacional,  la mano de obra para realizar los arreglos que sean necesarios. De igual modo pidió por un drenaje más amplio para el cual habría que modificar el sistema de desagües porque el sector del acceso “Juan Pablo Fillipuzzi” se convierte en un embalse cuando llueve mucho y esa laguna ha generado varios accidentes.

En Holmberg

“La verdad que el cruce de este pueblo es bastante malo, mire las huellas que se han hecho, no se como será este lugar en un día de lluvia”, dijo José González de la capital de La Rioja.

El lugar aludido por el viajero riojano era toda la zona urbanizada de Holmberg donde el “huelleado” de los camiones es tan  pronunciado que hay sectores de hasta 5 centímetros de profundidad.

Otros turistas dijeron estar sorprendidos por los malos caminos cordobeses y en comparación con otras provincias aseguran que Córdoba tiene un déficit vial importante.

Precisamente estos viajeros provenían de las regiones del sur del país y regresaban a la provincia de La Rioja por lo que consideraron que la ruta nacional Nº 35 está más maltrecha todavía.

Reducción-cruce Alejandro

Luego de anuncios y promesas, se estima que en pocos días será repavimentado un importante tramo de la ruta 8 entre Reducción, cruce de Alejandro y La Carlota.

Así lo dio a conocer  ayer el intendente Jorge Osvaldo Grazziano quien había mostrado una gran preocupación por el estado de ese sector.

Mientras tanto en Sampacho, se hizo saber la necesidad del pintado de la zona urbanizada.

“La doble línea amarilla no se ve, esta es una región de mucho movimiento de vehículos y de peatones que se acrecienta aún más con el acceso de gente al balneario. Se observan muchas infracciones por sobrepaso en la zona y no siempre se pueden controlar precisamente por la falta de la demarcación de la ruta”, dijo Carlos Peruchini del área Tránsito de la Municipalidad de esta localidad.

One Comment

  • ALICIA NOEMI GORANC dice:

    ADEMAS ESTA MAL SEÑALIZADA CARTELES QUE BAJAN DE 110 KM A 40 KM Y HASTA 20 KM Y LAS MULTAS ESTAN A LA ORDEN DEL DIA UNA VERGUENZA

Deje un comentario