Cuando la codicia es grande…

By 14 octubre, 2010Actualidad

FM Estrella mantuvo una nota con el hermano de María Luisa Tula, la mujer asesinada. El señor es un policí­a retirado que proporcionó información generosamente a los estudios locales.

“Fue una discusión o una pelea. Nosotros sospechábamos de una venta de soja. Sabíamos que vendí­a soja en negro. Mi intuición personal fue que él (Luis Justo Antonio Caón) sorprendió a estos dos empleados vendiendo soja. Ahí hubo una discusión. No hay dudas de que fue por dinero, por el tema de la soja: ese fue el desencadenante. Lo de mi hermana fue un accidente; no había resentimiento con ella. Fue un crimen que se cometió para que no se descubra el primero”.

“Más allá de la pelea, no tengo más precisión. Creemos, hasta el momento, que fueron esos dos hermanos”. Recordemos que dos personas fueron detenidas en las últimas horas, acusadas por el crimen de la pareja santafesina que fue encontrada sin vida esta tarde cerca de Laboulaye, tras una semana de ser buscados por sus familiares y policí­as.

Los sujetos apresados son dos hermanos que trabajaban como empleados del productor Luis Justo Antonio Caón (70), en un campo cercano a la localidad de Huanchilla, donde había sido visto por última vez junto con María Luisa Tula (53), el martes 5 de octubre.

Caón, domiciliado en San José de la Esquina, habría mantenido algunas diferencias por salarios con los trabajadores.

“Calculamos que en el momento en que desaparecieron, el martes 5 de octubre, ese dí­a fueron asesinados porque esperábamos un mensaje de mi hermana para corroborar que habían llegado y el mensaje nunca llegó”, afirmó el hermano de la mujer asesinada…

Finalmente, el señor Tula se quebró ante los micrófonos y dijo que por experiencia en sus años de policí­a sabía que esto iba a pasar.

Deje un comentario