Geriátricos en el interior: ¿hay controles?

By 4 septiembre, 2010Actualidad

Tras el incendio en la ciudad de Córdoba, se reactualiza el tema en toda la provincia.

El incendio con saldo trágico de un geriátrico en la ciudad de Córdoba reactualizó el tema de la situación de los centros de albergue de abuelos en toda la provincia.  En todo el interior suele ser tema de preocupación, ante planteos y dudas sobre si todos están habilitados y controlados.

A continuación, un relevamiento en resumen de cuatro de las más importantes ciudades del interior.

Río Cuarto también tuvo un trágico incendio en un geriátrico, en 2004. Murió un abuelo de 70 años que había estado fumando a escondidas. Sus 18 compañeros sufrieron principio de asfixia. Entonces, esta ciudad tenía más de 50 hogares para la tercera edad y sólo tres habilitados por la Provincia. Hoy, existe la misma cantidad y sólo habría dos que cumplen totalmente los requisitos de la ley provincial. Apenas uno rinde las condiciones exigidas por Pami.

En 2007,Gabriel Cornú, funcionario municipal, diagnosticó: “En Río Cuarto tenemos geriátricos truchos, que tienen buen servicio, higiene y seguridad, pero les falta la habilitación y las mil cosas que pide el Pami. Y están los recontra truchos, que directamente no se preocupan”. En el Concejo Deliberante se presentó un proyecto para pedir a la Provincia que le delegue al municipio la tarea de inspección de los geriátricos.

En Villa María, existen 18 geriátricos inscriptos y habilitados, que son controlados por una unidad especial, con personal de Inspectoría y de la Dirección de Adultos Mayores del municipio. Según aseguraron, al menos dos veces por mes se visita cada establecimiento. Valeria Suárez, directora de Habilitaciones, puntualizó que entre los requisitos se exige un plan de atención contra incendios, con una central de alarma ante riesgo de fuego. Indicó que en el último año se incorporaron varios nuevos establecimientos que no estaban registrados, por lo que estimó que no quedarían geriátricos sin habilitación.

En San Francisco, el Juzgado municipal de Faltas estimó que funcionan unos 35 geriátricos. Este año recibieron seis denuncias por deficiente infraestructura y servicios. Aseguran que el municipio controla con un equipo de inspectores y médicos y que meses atrás dos fueron clausurados y seis están “en carpeta”. Desde la oficina local del Pami, en tanto, se señaló que un relevamiento determinó que hay unos 50 hogares para abuelos, de los que sólo dos cumplen los requisitos que exige esa obra social, Dijeron que “la mayoría presentaba problemas de hacinamiento, higiene o seguridad”.

En Río Tercero, en el municipio figuran seis habilitados por la Provincia, aunque se reconoce que funcionarían más e incluso varios “truchos”, disimulados en  casas de familia. Más de un funcionario ha planteado “el vacío legal” respecto a este tema, por ser competencia de la Provincia, señalando que el municipio suele exigir requisitos “sin saber hasta dónde puede hacerlo”. La obra social Pami no reconoce a ninguno en esta ciudad como prestador. Hace tres años, el municipio realizó un relevamiento que entregó al Ministerio de Salud, en el que advertía que varios no cumplirían la ley provincial. El intendente Luis Brouwer de Koning  insistió ayer, tras el suceso en Córdoba, que si la Provincia no controla delegue esa facultad a los municipios.

Deje un comentario